Prometía el ‘sueño americano’ y desaparecía con el dinero

0

Confiar en el personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) le permitió a José Enrique evitar una afectación mayor a su patrimonio, y a la Fiscalía capturar al sujeto, presuntamente responsable del delito de fraude en perjuicio de la víctima y al parecer, de 30 personas más, en el estado de Nayarit.

 

Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), de la FGJE, sorprendieron en Ciudad Obregón a quien dijo llamarse Édgar “N.”, originario de Nayarit, en el momento en que pretendía hacer el cobro del dinero a una víctima, con el que, supuestamente, le garantizaría un empleo en Estados Unidos.

 

Con base en la orden de investigación, derivada de la denuncia presentada por el perjudicado en el Centro de Atención Temprana (CAT), se abrió carpeta de investigación que derivó en la detención del sujeto.

 

José Enrique expuso que, a las 08:40 horas del pasado 2 de septiembre, depositó en una tienda de conveniencia 2 mil 400 pesos, luego de que Édgar “N.” le dijera que con ese pago le conseguiría pasaporte y visa de trabajo para laborar en Estados Unidos.

 

Después de realizar el primer depósito, le surgieron múltiples dudas respecto al servicio que había contratado vía Facebook, por lo que procedió a denunciar en el Centro de Atención Temprana de la Fiscalía de Sonora.  Investigaciones realizadas por el agente del Ministerio Publico, apoyado por elementos AMIC, permitieron ubicar al hoy imputado, como probable responsable de este mismo delito en perjuicio de por lo menos 30 personas más en el Estado de Nayarit.

 

A partir de ahí se realizó un operativo especial logrado ubicar y detener en flagrancia delictiva al sujeto, al momento de pretender hacer un segundo cobro a una víctima, siendo detenido por elementos AMIC, quienes lo aseguraron en flagrancia delictiva.

 

Después de que los agentes le informaron el motivo de su detención, leyeron sus derechos y fue certificado por un médico, posteriormente quedó a disposición de la autoridad correspondiente para que proceda de acuerdo con la establecido en la ley.

 

Gracias a José Enrique, que confió en la Fiscalía Estatal y denunció, se logró que en Ciudad Obregón hubiera no hubiera más víctimas de este delito.

 

Compartir.

Deje una respuesta