Muere la cantante y comediante Annie Cordy a los 92 años

0

Cantante, líder de revista, actriz de cine o televisión; la carrera de esta popular artista se extendió por más de setenta años. Había estado de gira con René Clément o Pierre Granier-Deferre

La cantante belga Annie Cordy, intérprete de éxitos populares como «Tata Yoyo» y «La bonne du curé», murió el viernes a la edad de 92 años, en Vallauris, cerca de Cannes, dijo su sobrina Michèle Lebon al AFP.

«Se desmayó alrededor de las 6:00 pm. Los bomberos llegaron muy rápido, intentaron todo para reanimarla», dijo su sobrina que había vivido con ella durante años.

«Se fue en unos minutos», agregó.

«Tenía problemas de memoria, no estoy muy sorprendida, pero profundamente triste», reaccionó su amigo, el cantante Dave, entrevistado en BFMTV, destacando cómo Annie Cordy encarnaba la «energía».

Con su inmaculado delantal de «doncella del cura», sus trenzas articuladas de «Frida Oum Papa» y su punta de pluma de «Tata Yoyo», la reina del music hall francés ha dedicado su vida al escenario donde no quiso dar «Que du bonheur», título de un espectáculo de jazz y swing que ofreció en el Casino de Paris y en el Olympia.

Léonie Cooreman nació en Laeken, distrito de Bruselas, el 16 de junio de 1928. «Francia es mi país y Bélgica mi patria», dijo.

Rubia picante, Annie Cordy hizo su debut en orquestas cantando estándares estadounidenses, antes de ser contratada como líder de revista en «Bœuf sur le Toit» en Bruselas, luego en París en «Lido» en 1950, donde se convirtió en Annie Cordy. .

De operetas a musicales («La Route fleurie» con Georges Guétary y Bourvil, «Visa pour l’Amour» con Luis Mariano, «Hello Dolly»), pasando por risas, canciones, teatro, cine y En los telefilmes, el fantasioso infatigable muestra un perfeccionismo casi maníaco. Conecta ensayos, giras, grabando canciones y sets de filmación, a un ritmo impresionante.

Y la animadora profesional también fue una excelente actriz. Tras debutar con Sacha Guitry («Si Versailles m’ait conté», 1953), amplió y emocionó a su público con papeles dramáticos en «Le Passager de la forêt» de René Clément, «Le Chat» (Pierre Granier- Deferre) o «La Rupture» (Claude Chabrol).

En 2015, suena igual de cierto en su papel de abuela fugitiva en «Los recuerdos» de Jean-Paul Rouve.

Con motivo de su 90 aniversario en 2018, Bruselas nombró un parque en su nombre. «Tiene un efecto increíble ser reconocida de esta manera por tu propia gente», dijo la artista a la AFP, muy conmovida por este homenaje en su país natal.

Compartir.

Deje una respuesta