Localizan sanas y a salvo a dos menores reportadas como desaparecidas

0

Momentos de angustia vivieron dos familias de Cajeme, quienes reportaron, por separado, como desaparecidas a sus respectivas hijas, una de 16 años y otra de 13 años. Los padres confiaron en las acciones de búsqueda de la Fiscalía de Sonora y hoy, ambas, sanas y a salvo volvieron a casa.

Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), de la Fiscalía de Sonora, trabajaron de inmediato después de que recibieron del Agente del Ministerio Público las carpetas de investigación, derivada de las respectivas denuncias.

A las 10:00 horas de este sábado 12 de septiembre, se ubicó a Nohelia Idanely, de 16 años, en un domicilio de una amiga de la escuela, en la colonia El Rodeo, quien salió el pasado viernes de su casa.

Nallely de Jesús, de 13 años, fue ubicada la tarde noche de ayer, en una vivienda de la colonia Cajeme, en casa de amigas personales, por lo que fue trasladado a la Base Operativa AMIC, donde ya la esperaba su mamá.
Ambas, expusieron que salieron de su casa en forma voluntaria y lo hicieron por problemas familiares.

Cabe mencionar que, en Cajeme, durante el 2020, se han reportado 40 mujeres como desaparecidas, la Fiscalía de Sonora ha localizado a 28, lamentablemente una de ellas sin vida.

Ante la desaparición de una persona, la sugerencia es proceder de inmediato a marcar al 911 y acudir a denunciar en cualquier base AMIC, o en el Centro de Atención Temprana (CAT), de la FGJE Sonora.

El protocolo de seguimiento una vez que se presenta la denuncia consiste en subir la información al sistema de personas desaparecidas a nivel nacional, donde se alerta a todas las autoridades, la ficha incluye la filiación general, datos y fotografías; en forma paralela, el Ministerio Público Especializado en forma paralela de emite la orden de investigación de campo a elementos AMIC, y se inician operativos in mediatos de búsqueda, ya emitida la alerta a todas las autoridades del Estado y de las Fiscalías estatales del País.

Se incluye también actos de geolocalización e investigación telefónica, se brinda a los familiares el acceso a la aportación, de muestras de ADN.

Durante todo el proceso se mantiene comunicación permanente con los familiares de las personas desaparecidas, cuyo testimonio es fundamental para establecer líneas de búsqueda.

Compartir.

Deje una respuesta