Elefante con obesidad y maltratado será puesto en libertad después de 35 años

0

El elefante será puesto en libertad después de 35 años en un zoológico de Pakistán.

 

Kaavan era un pequeño elefante cuando Sri Lanka se lo regaló a Pakistán, en 1985. Treinta y cinco años después, es un paquidermo obeso, maltratado durante años, que podrá por fin abandonar su zoológico. La justicia de Islamabad, indignada por el trato que reciben los animales del lugar de la capital, autorizó la evacuación de algunos de ellos.

 

La escapatoria del paquidermo será posible gracias a la intervención de una veterinaria estadounidense, Samar Khan, quien quedó escandalizada ante su situación cuando visitó el zoo, hace años.

 

“Me quedé horrorizada cuando supe que había estado encadenado durante 28 años”

… dijo han a la AFP. La cantante de pop, Cher, también se unió a la causa, y tras una larga batalla legal de los defensores de animales paquistaníes, la justicia dio luz verde a la evacuación.

 

Un equipo de veterinarios durmió a Kaavan mediante flechas tranquilizantes, y tras un chequeo médico, el primero desde 2016, el animal será trasladado a la selva de Camboya. Sin embargo, su futuro es un interrogante.

 

“En general está en buenas condiciones físicas, pero totalmente obeso. Pesa demasiado y sus patas están en un estado horrible”

 

… explicó el veterinario jefe del equipo de rescate, Frank Goeritz, del grupo austriaco de defensa de los animales Four Paws (Cuatro Patas) International, quien calmó al elefante cantándole suavemente “My way”, de Frank Sinatra.

Durante años, Kaavan fue sometido a una dieta de hasta 200 kilos de caña de azúcar al día. Privado de estímulos, el animal tiene un comportamiento “totalmente estereotipado”, explica Goeritz.

 

El elefante gira constantemente su cabeza y tronco durante horas, de un lado a otro. “Se aburre. Es innegable que necesita desafíos físicos y mentales“, estima el veterinario, que ha curado elefantes en toda África.

 

El equipo de Four Pawns construirá ahora una jaula para el traslado. Kaavan deberá acostumbrarse a esta última “celda”, antes de emprender su último viaje hasta Camboya.

 

Los zoos paquistaníes acostumbran a tener unas instalaciones mediocres, y los cuidados médicos son mínimos.

Compartir.

Deje una respuesta