Sin medias tintas

0

 

Previenen del coronavirus a “tirabichis”

¡Volverán las confesiones! en las iglesias

“Truenan” examen y todavía protestan

También llevan el “Anticipa” a las etnias

 

Previenen del coronavirus a “tirabichis”…Y quien le ha seguido buscando por todos lados, para proteger a sus empleados, es el titular de Servicios Públicos Municipales de “Hornosío”, Norberto Barraza Almazán, y para prueba está el que ahora propusieran colocarle un listón rojo a la basura que desechan de las casas en las que haya pacientes con coronavirus, a fin de proteger la salud de los “tirabichis”. De ese pelo.

Así está el exhorto de prevención que está haciendo Barraza, y no sólo para cuidar la salud de los trabajadores que laboran en el Departamento de Recolección, que de por sí ya están expuestos a todo tipo de contaminación, sino también de todos los que tienen que ver con esa actividad, como son los pepenadores, que viven del reciclaje que hacen de lo que tiran los hermosillenses, de ahí el peligro latente en que están.

Es por eso de la importancia y lo oportuno del llamado que les está haciendo a los ciudadanos, para que tomen conciencia y prevengan haciendo la separación de los desperdicios sanitarios, al aflorar el dato de que sólo en el 30% de los más de 250 mil hogares de esta Capital lo están haciendo, aún y cuando ha aumentado la tiradera de los mismos, por haber más cubrebocas, guantes, jeringas, gasas y demás. Ni más ni menos.

Porque no obstante que el funcionario municipal aclarara, que a esos empleados les proporcionan gel antibacterial, guantes y “tapabocas”, entre otras medidas preventivas, pero a la par señaló que también es vital que la ciudadanía desde sus “chantes” haga su parte, para evitarles un posible contagio, pues llegada la hora eso redundaría en la afectación de esa actividad de limpieza de la ciudad, que es de las más indispensables.

No en balde es que Norberto resaltara, que ante el incremento de esos residuos, que son por demás contaminantes, no sólo es necesario identifiquen las bolsas que arrojan de esa forma, sino que además las rocíen con una solución de cloro para desinfectarlas, lo que ciertamente que ya suena a mucho pedirles, pero pues al menos la lucha le está haciendo al recomendarlo, porque ya con que las marquen sería ganancia.

Y es que ciertamente que es lo mínimo que puede hacerse en favor de la integridad de los que forman parte de esa área que se encarga de limpiar esta “Capirucha”, y no nomás por cómo ha aumentado la recogedera de ese basurerío, de 680 a 720 toneladas diarias, sino además por ser la localidad en las que más enfermos y muertos ha habido por ese letal virus, de ahí que sea lo menos que puedan hacer por ellos. De ese vuelo.

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Volverán a confesarse en las iglesias…Los que con todo y que confían en Dios, pero aún así se esperaron para mejor ocasión para reiniciar actividades, son los de la Arquidiócesis de Hermosillo, porque aún y cuando el semáforo nacional cambió de rojo a naranja, será hasta el próximo “San Lunes” cuando reabrirán los templos y oficinas parroquiales, pero con un horario limitado. A ese grado.

Ya que no obstante y que en otras diócesis del País ya han vuelto a operar, pero la cuestión es que en esta Capital hay una incidencia por demás grave, al punto de que se seguía estando ¡al rojo vivo!, de acuerdo a ese mismo cuadro epidemiológico, de ahí por qué elaborarán un programa de reactivación de la vida pastoral en tres etapas, que dé inicio contempla visitas individuales para acudir a confesarse, o a algún trámite. ¡Mínimo!

Pues según lo ventilado por el vocero del arzobispo, Ruy Rendón Leal, como es el caso de Luis Alonso Cobácame Rodeles, lo que son las iglesias continuaban con sus puertas cerradas hasta nuevo aviso, y en el ínter habían quedado excluidas las celebraciones de la eucaristía, así como los sacramento por todos conocidos, como bautizos, bodas y demás, excepto las celebraciones de exequias para los difuntos.

Luego entonces desde el pasado 17 de marzo, en que iniciara esa emergencia de salud, la relación de los católicos con “el de arriba” era de manera personal, hasta ahora en que serán presencial, pero respetando las medidas sanitarias para ingresar a esos centros religiosos, así como el aforo permitido. Así de regulados.

O séase que más menos así será la nueva normalidad para el ámbito católico, que incluye a la catequesis, caridad, misiones y reuniones de grupos, entre otras acciones, y es que ya ni tan siquiera “podrán dar la paz” de forma personal, por cómo ahora por la pandemia se tendrá que guardar la sana distancia. ¡Qué tal!

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“Truenan” examen y todavía protestan…Pa´ que vean como el mal ejemplo cunde, para muestra está que el “juebebes” un grupo de jóvenes yaquis que reprobaron el examen de admisión de la Universidad de Sonora (Unison), realizaron un plantón de protesta ante la Rectoría, e igualmente se manifestaron en el cruce del bulevar Luis Encinas y la calle Rosales, para aún así exigir el ser admitidos. Así la desfachatez.

Luego entonces es una rebelión estudiantil étnica, con la que se demostró que mediante la cultura del plantón que entre ellos han fomentado, todo pretenden conseguir presionando, aunque no se lo merezcan, si se analiza que tuvieron la misma oportunidad que los demás de conseguir un espacio para estudiar en la “Uni”, pero es obvio que no se prepararon para la prueba, o a lo mejor es una falta de capacidad para estar a ese nivel.

Aún así y, por lo que se ve, creen que el pertenecer a un grupo étnico les da derecho a querer agarrarla a la fácil, o sin esforzarse, porque mientras que el resto de los aspirantes de nuevo ingreso “se quema las pestañas” para intentar ingresar a la Máxima Casa de Estudios, por su parte suponen que con una protesta como las que acostumbran en su zona de origen, ya les van a permitir que pasen por encima de la normatividad que hay.

Más menos ese es el exceso en el que están cayendo unos 17 estudiantes de las comunidades de Vícam, Pótam y Bahía de Lobos, después de que “no dieran el ancho” académico, de ahí que ahora por las malas demanden, el que les den la oportunidad para cursar estudios en las carreras de Administración de Empresas, Odontología, Enfermería, Medicina, Veterinaria, entre otras, o séase, “peladita y en la boca”. ¡Tómala!

Al ser una reprobable acción que no se justifica y, en la que los acompañaron sus papás, y menos porque tampoco obtuvieron un lugar en el llamado corrimiento de listas, que es cuando quedan algunas vacantes, pero encima de hasta están pidiendo una audiencia con el rector, Enrique Velázquez Contreras, para que hagan una excepción y los admitan, como si se pudiera ponerse y disponerse así como así. ¡Ajá!

                                                   xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

También llevan el “Anticipa” a las etnias…Entre los que vaya que también se anticiparon con la implementación del programa “Anticipa”, para detectar a sospechosos, o portadores del Covid-19, es entre los miembros de las comunidades del Yaqui, como las de Bácum, Vícam y Pótam, y para seña está que al que se le viera haciendo un recorrido por esos rumbos, es al Secretario de Salud, Enrique Clausen. Así la checada.

Sin embargo es una visitada en la que dan cuenta que mucho tuvo que ver el mandamás de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos y Comunidades Indígenas (Cedis), Antonio Cruz, por ser de los que la gestionara, aún y cuando ya no le tocará estar presente, al saberse que por estos días está convaleciente, por haber contraído ese padecimiento, al dizque contagiarse en una de las visitas que les hiciera a los seris.

Y es que contra lo que se ha dicho, pero aseguran que el también apodado “Toño” Cruz, ya le había dejado preparado el terreno a Clausen Iberri, para que “le tomará el pulso” a la atención que se le brinda a la población de ese sector, a la vez que aprovechara para hacer un levantamiento de las necesidades que padecen, con la finalidad de garantizarles que cuenten con el abasto de medicamentos y demás implementos.

Es así que se supiera, que en esas localidades también está en funciones esa estrategia preventiva con la que sí que se han anticipado, para que los que se enferman no terminen en el hospital; además de que donde no existe un Centro de salud, acuden a checarlos por medio de brigadas, porque el plan es tenerlos monitoreados y atendidos a tiempo, con la intención de minimizar al máximo el que haya personas graves. ¡Órale!

Ante lo que se saca por conclusión, que así estaría la chamba callada y de campo Cruz Casas, según esto alejada de protagonismos y reflectores, y que es por lo que no se le ve salir a la escena pública, pero aún así consideran que el del Cedis es un funcionario todo terreno, al grado de que se enfermara por estar en contacto con las diferentes etnias, y más en este tiempo de urgencia. Así el dato.

Correo electrónico: [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta