Reitera llamado a quedarse en casa

0

 

“Si tú crees que usar cubrebocas es una molestia, no sabes lo que es usar un respirador”, advirtió el Secretario de Salud, Enrique Clausen Iberri, a quienes salen a la calle o a divertirse a playas u otros lugares sin tomar las medidas sanitarias, lo que ha ocasionado a la fecha dos mil 124 muertos y 22 mil 769 personas contagiadas por Covid-19 en Sonora.

En el reporte diario sobre el virus, la responsable de Alcoholimetría en el Consejo Estatal de Accidentes de la Secretaría de Salud, Marina del Carmen Zazueta Noriega, informó que ayer se reportaron 35 decesos en 18 hombres y 17 mujeres, de entre 31 y 87 años.

Expuso que 29 de las víctimas eran residentes de Hermosillo, tres de Nogales, dos de Cajeme y una de Bacoachi, quienes murieron entre el 30 de julio y el cinco de agosto.

Agregó que se reportaron 432 nuevos enfermos en 245 mujeres y 187 hombres, para un acumulado de 22 mil 769 personas contagiadas, 180 de Hermosillo; 79 de Cajeme; 33 de Huatabampo; 17 de Caborca; 16 de Nogales; San Luis Río Colorado, Navojoa, Empalme y Guaymas, 14 en cada localidad; 12 en San Ignacio Río Muerto y ocho en Cananea.

Asimismo, cinco en Benito Juárez; cuatro en Rosario Tesopaco, Etchojoa y Magdalena; tres en Agua Prieta e Ímuris, dos en Puerto Peñasco y Bácum, así como uno en Rayón y Álamos.

Además, se detectaron siete casos pediátricos en cuatro niñas y tres niños de entre nueve y 14 años para un acumulado de 306 afectados; además de dos en mujeres embarazadas de Hermosillo y San Luis Río Colorado para un total de 187 y 44 trabajadores de la salud infectados y destacó que se han recuperado 17 mil 475 personas.

A su vez, Clausen Iberri, envió un mensaje a quienes el fin de semana anterior se fueron a la playa a divertirse sin tomar las medidas mínimas como guardar distancia y usar cubreboca, quienes ya podrían estar contagiados.

Reconoció que la gente está cansada de estar en casa y se les antoja un fin de semana distinto en las playas, sin embargo, sostuvo, que al hacerlo están exponiendo a su familia y advirtió que aunque es común que se piense “a mí no me va a pasar” o bien “si los demás se cuidan bien, no se van a contagiar y no me van a contagiar”, sin embargo, cuando un ser querido muere, dijo, el pensamiento cambia a “¿por qué a mí? y nunca te lo perdonarás”.

Compartir.

Deje una respuesta