Huracán «Genevieve» deja más de mil personas en albergues y cortes de energía

0

El huracán “Genevieve” continúa su avance paralelo a Baja California Sur, donde hasta el momento ha dejado copiosas precipitaciones y mil 210 personas albergadas en el municipio de Los Cabos, así como postes de luz y árboles caídos e importantes escurrimientos.

 

En Los Cabos se registran decenas de colonias con cortes de energía y algunas más en La Paz, así como falta del servicio de agua potable, y autoridades trabajan en el restablecimiento.

 

El secretario de salud del estado, Víctor George Flores, informó que el Hospital de San José del Cabo presentó problemas anoche debido a inundaciones por aguas negras; sin embargo, se atendió con apoyo de Servicios Públicos Municipales.

 

Autoridades municipales informaron que se realizaron operativos conjuntos con efectivos militares, quienes acudieron a colonias para apoyar a las familias y trasladarlas a los albergues destinados, con los protocolos para evitar contagios Covid.

 

La alcaldesa Armida Castro refirió que estuvieron brigadas de trabajo durante la noche en distintos operativos de vigilancia y apoyo a la población, y esta mañana continúan apoyando a la población resguardada.

 

Dijo que con base en las primeras revisiones y dado que el huracán continúa avanzando paralelo a la península, pero alejándose ya del municipio, podría considerar un “saldo blanco” tras su paso por la localidad.

 

Por su parte, Justo Cardoza, director local de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) comunicó que en 24 horas se registraron 280 milímetros de lluvia en la localidad de Cabo San Lucas, lo cual es muy relevante, dijo.

 

Agregó que, de acuerdo al seguimiento y pronósticos, el huracán seguirá avanzando pero abriéndose hacia el Pacífico por lo que ha disminuido el riesgo para BCS; sin embargo, se prevén precipitaciones y vientos aún para el estado.

 

Subrayó que las precipitaciones mayores ya se presentaron durante la noche y madrugada y fueron en Los Cabos. En el caso de La Paz se prevé un cielo nublado y lluvias dispersas.

 

Refirió que los ríos están controlados y los caudales no se elevaron demasiado. Dijo que estas lluvias son benéficas para la recarga de los acuíferos en esta desértica entidad.

 

Aunque “el peligro mayor ya pasó”, pidió a la población mantenerse informada y atender las recomendaciones de las autoridades, toda vez que, aunque en menor medida se seguirán presentando lluvias y vientos.

Compartir.

Deje una respuesta