Hablando Franco

0

 

Urgen acciones concretar para abatir inseguridad

 

A unos días de que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador estuviera en Sonora, y sostuviera una reunión sobre seguridad con la presencia del Secretario Alfonso Durazo, así como de la gobernadora Claudia Pavlovich y de David Anaya titular de la SSP,  en Guaymas y Empalme se registraron sendos hechos violentos que cobraron la vida de dos personas, y uno se pregunta ¿cuándo cambiará la situación?

Déjeme comentarle que nos hicieron llegar videos del caso de Empalme, donde parecía que estábamos en una zona de guerra, porque fueron varias las ráfagas de armas de fuego de grueso calibre que se escucharon.

Cabe señalar que en ese lugar se enfrentaron dos grupos de delincuentes y en el sitio quedó sin vida un sujeto que recibió 12 impactos de bala.

Pero también el sábado en esa localidad se registraron levantones y se escucharon varias detonaciones de arma de fuego.

Además, en Guaymas ocurrió una ejecución, la segunda en menos de 24 horas y no hay quien ponga un alto al actuar de los sicarios que se pasean a sus anchas por esa región del sur de Sonora.

Ojalá que las buenas intenciones pasen a los hechos, porque por más reconocimientos y apapachos que exista entre las autoridades federales y estatales, si las primeras no envían más agentes y equipos, de nada servirá, urgen acciones contundentes de la Federación.

 

Hace falta conciencia ciudadana para superar el coronavirus

 

“Es por demás, ustedes no entienden por las buenas”, decía mi abuela antes de lanzarnos un “chanclazo”, como se acostumbraba hace unas décadas para corregir a los menores, gracias a lo cual fuimos más las personas de bien que los delincuentes.

Sin embargo ahora, a pesar de que ven las decenas de muertes a diario, la gente sigue en la calle retando al Covid-19 y gran parte de la responsabilidad la tienen quienes no enseñaron respeto a sus hijos, ni para sí mismo ni para los demás.

En Sonora vemos a la gente muy tranquila en la calle, de hecho el viernes, cuando se celebró el Día de la Cerveza, de nuevo se vieron las filas en los establecimientos porque “había promociones”, es decir, por un 20 por ciento de descuento o por un bote de cerveza adicional, la gente hizo fila, olvidó la sana distancia y arriesgó su vida.

Por ahí escuchaba que “no deberían de vender cerveza”, o “no deberían abrir los “x” establecimientos”, pero no, lo que debería de existir es conciencia y no ponerse en riesgo por más “ofertas” que tengan los establecimientos.

En México ya superamos los 50 mil muertos y vamos casi por el medio millón de personas contagiadas y en Sonora, hasta anoche teníamos contabilizados dos mil 203 fallecidos y 23 mil 559 contagiados… En lo que va de agosto casi a diario los decesos han sumado 40, en promedio y aun así no nos cuidamos y andamos tan tranquilos en la playa y demás festejos.

Dicen que hasta que ocurre un deceso por Covid en la familia, entendemos el tamaño de la pandemia, pero en verdad ¿es necesario llegar a eso? Creo que no. Debemos entender que entre más tiempo andemos en la calle exponiéndonos a un contagio o contagiando, más tardaremos en dejar esto atrás, es urgente que tome conciencia de ello.

En estos meses hemos perdido amigos, gracias a Dios en la familia todos estamos sanos, pero conocemos a gente cercana que perdió a sus padres, a esposos, esposas, hijos, e hijas, a gente valiosa, profesionista, con muchos planes y ello es además de doloroso, frustrante, ojalá que tomemos conciencia y podamos superar en breve esta pandemia.

Por cierto, la Sociedad Interamericana de Prensa, tuvo el buen detalle de reconocer a los comunicadores que han perdido la vida a causa del Covid-19 y entre ellos se encuentra el reportero gráfico Mario Mazón, así como el periodista de Nogales, José Manuel Velarde.

Y antes de cerrar este espacio, deseo enviar un abrazo a  mi amiga, Lupita Orduño, vocera de la Fiscalía General de Justicia, quien enfrenta momentos difíciles ya que su papá, el comandante Félix Orduño, quien apenas a principios de mes celebraba sus 86 años, la noche de este domingo regresó a la casa del Señor luego de luchar varios días contra el coronavirus. Desde aquí hacemos votos para que la resignación llene sus corazones.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta