Matan a cuchilladas a pareja

0

 

Atados con cinta adhesiva y con heridas punzocortantes en diversas partes del cuerpo fueron localizadas dos personas durante la madrugada de ayer en un domicilio abandonado de la colonia Rinconada de la Cruz.

Una de las víctimas era del sexo masculino, quien al momento del hallazgo no contaba con signos vitales y tenía casi desprendida la cabeza, la otra persona, del sexo femenino, contaba con signos vitales al momento de ser localizada pero murió antes de recibir auxilio de paramédicos.

Fue alrededor de las 1:00 horas cuando se informó a la línea de emergencias 911 que en un inmueble situado al final de la calle Moctezuma, estaba una persona muerta y otra agonizante.

Cuando agentes de la Policía Municipal arribaron se encontraron con el reportante, que se identificó como Armando, quien los condujo hasta  la vivienda, que dijo era utilizada como punto para el consumo de drogas.

El hombre manifestó que llegó al sitio a buscar a su pareja sentimental,  y la  encontró  moribunda, con varias heridas cortantes en el cuerpo, por un costado de un individuo al que conoce con el apodo de “El Mois”, quien ya estaba sin vida.

Los oficiales entraron al inmueble y constataron la versión del hombre, al localizar a un individuo joven con varias heridas cortantes,  y a un costado de éste a una mujer, también joven, con el mismo tipo de lesiones; ambos atados con cinta canela.

Los uniformados pidieron con urgencia la intervención de paramédicos de Cruz Roja, debido a que la fémina aún estaba viva, sin embargo, cuando los socorristas llegaron señalaron que  ambas personas no contaban con signos vitales.

El área fue acordonada y  posteriormente llegó al sitio personal del Departamento de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora para procesar la escena.

Un agente  del Ministerio Público del Fuero Común especializado en homicidios, feminicidios y lesiones graves dolosas inició la  integración de la averiguación previa;  los fallecidos fueron identificados como Moisés y María, de Los Ángeles, de aproximadamente 25 y 20 años de edad, respectivamente.

Compartir.

Deje una respuesta