Amputan dedos a joven embestido por empalmense prófugo

0

Por Karla Montaño B.

FM105

 

Por lesiones en tendones, un joven guaymense perdió dos dedos de la mano, mientras el responsable del daño físico fue liberado sin rendir cuentas.

 

Victor tiene 17 años, hace mandados a domicilio y vende quesadillas, pero el martes pasado no pudo entregar pedidos porque fue embestido por un conductor ebrio.

 

El probable responsable fue identificado como Julio, con residencia en Empalme, quien huyó del lugar, pero fue detenido por civiles, entregado a la Policía Municipal y liberado en Tránsito Municipal.

 

La madre de la víctima cuestionó la protección a el o los responsables del accidente que le cambió la vida al joven.

 

“Mi hijo es muy trabajador, el no hizo nada malo y le amputaron sus dedos, mientras los culpables sueltos”, manifestó.

 

Por testigos, que no fueron entrevistados por Tránsito Municipal, se sabe que eran seis los ocupantes del vehículo Explorer que embistió la motocicleta donde viajaba Víctor, para pegarle a un sedán, provocar lesiones en una mujer e impactar camioneta en una casa.

 

De los ocupantes del carro, dos fueron detenidos en estado de ebriedad, pero no certificados ni turnados a la fiscalía sonorense, aunque había testigos que los identificaban, incluyendo al motociclista.

 

De los otros cuatro, se sabe que descendieron del carro, tomaron botes de cerveza de la unidad y huyeron por la calle Guadalupe, para esconderse en una escuela en ruinas.

 

La mamá del menor señaló que Tránsito soltó a los responsables y complicó el caso en la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común, al exigir que corrijan irregularidades y advertir denuncias contra los servidores públicos que violaron los derechos de la víctima.

 

Tan solo en entregar el Informe Policial Homologado, los oficiales tardaron más de 24 horas, para anexar declaración de una mujer ajena al accidente, misma que fue entrevistada al día siguiente de los hechos, sin considerar que el joven sí ubica a uno de los ebrios liberados.

 

Los uniformados tampoco tomaron a tiempo los datos de la mujer lesionada, ni el tipo de heridas hasta horas después de los hechos.

 

 

Compartir.

Deje una respuesta