Hablando Franco

0

Sigue crecimiento exponencial de casos y muertes por coronavirus 

Qué lamentable, en verdad, que todo el avance que teníamos ganado al coronavirus, en un par de semanas se haya ido a la basura ya que la gente desdeñó los llamados a quedarse en casa y ahora estamos observando el crecimiento exponencial de casos y, tristemente, de fallecimientos.

Hace apenas poco más de dos semanas la gobernadora Claudia Pavlovich reconocía que en Sonora el crecimiento de la enfermedad iba muy por debajo de los escenarios planteados y ahora, en un mensaje a la población, lamentó a que los casos mostraron un incremento de 264 por ciento, ya que las personas relajaron el distanciamiento social.

En lo personal, a lo largo de esta cuarentena, en la que continuamos trabajando por estar en  una actividad esencial, nunca nos tocó ver que se cumplieran al 100 por ciento las recomendaciones de quedarse en casa, sin embargo, en los últimos días hemos visto que la actividad prácticamente se normalizó.

Recuerden que el coronavirus está en las superficies, si usted toca un objeto contaminado, lo mantendrá en sus manos, de ahí la importancia del lavado constante de manos y de evitar tocarse el rostro, así como usar mascarillas

Además el covid no respeta, sexo, edad, estrato social y los ejemplos están a la vista, desde miembros de la realiza, empresarios, artistas, funcionarios, policías, médicos, hasta gente común, como usted y como yo se han contagiado… Por cierto la Sidur informó que uno de sus funcionarios se contagió, está estable y no tenía contacto con la ciudadanía… Hacemos votos por su recuperación.

Tristemente muchas empresas reiniciaron actividades “por debajo del agua”, esto es, subrepticiamente e incluso hasta memes han surgido como el que dice “nunca pensé que tendría que ir a escondidas a trabajar” o el otro que reza “nunca pensé que le mentiría a la policía al ir a trabajar” y otros por el estilo.

La gente está poniendo en riesgo su salud y la de su familia, ya que muchas empresas las pusieron en la disyuntiva de mantener su puesto y ganar su sustento o quedarse sin él y pues el horno no está para bollos… La gente ha optado por arriesgar su salud y ha cumplido con su trabajo.

Luego de ese relajamiento, los resultados están a la vista, en dos semanas superamos los mil casos y casi llegamos a la centena de fallecimientos, lo peor, es que se estima que la cifra siga en ascenso, tanto que se trabaja a marchas forzadas en el panteón haciendo fosas para sepultar a las víctimas del Covid-19, a los que no necesariamente es obligatorio incinerar.

Ojalá que las personas viendo estas cifras reconsideren y se retome el aislamiento social, para que más pronto logremos superar esta etapa de alto riesgo, porque estamos conscientes que la enfermedad continuará por mucho tiempo con nosotros, es cuestión de que aprendamos a cuidarnos y que no se saturen los hospitales, como está ocurriendo a la fecha.

 

Los comerciantes aprovechan la contingencia para hacer su agosto

 

Por cierto, otro de los efectos del coronavirus Covid 19 es el encarecimiento de productos básicos, lo cual ya habíamos comentado con anterioridad, pero la autoridad responsable, en este caso la Profeco, sigue brillando por su ausencia y los comerciantes siguen haciendo su agosto en plena primavera.

Frijol, arroz, huevos, pastas de sopa y otros alimentos como frutas y verduras, han mostrado un incremento, en algunos desmesurado y justo cuando la gente tiene menos ingresos porque a muchos les disminuyeron las percepciones al trabajar desde casa.

En contraparte, están pidiendo la solidaridad para que cuando se reactiven las actividades se consuman productos locales y se evite viajar al extranjero, sin embargo, por parte de esos sectores no se observa que sean recíprocos.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta