El coronavirus es una realidad no un “cuento chino”

 

Este jueves nos enteramos de dos casos de personas conocidas afectadas por coronavirus Covid-19, una de ellas lamentablemente falleció y desde aquí enviamos nuestra solidaridad a su familia.

En el caso del colega y amigo reportero gráfico de Comunicación Gubernamental le enviamos nuestra mejor vibra para que logre salir avante de esta enfermedad, está joven, sano y confiamos que así será.

Por cierto, debido a que durante sus actividades el comunicador tuvo contacto con la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, la mandataria fue examinada y dio negativo a la prueba de coronavirus Covid-19, suponemos que el resto de los colaboradores cercanos también fueron examinados y con los mismos resultados.

Hay que reconocer que la mandataria ha estado muy activa con la entrega de paquetes alimentarios, visitas a empresas y hospitales, por suerte cumpliendo todos los protocolos de salud.

Comentamos lo anterior porque muchas personas a pesar de los reportes diarios, tanto nacionales como locales, se atreven a cuestionar la veracidad de la información y hasta señalan que se trata de complot.

Anoche veíamos en el reporte diario que realiza el secretario de Salud, Enrique Clausen las cifras de la enfermedad que siguen en ascenso al detectarse 85 contagiados para un total de mil 274 mientras que se registraron seis defunciones para sumar 95… Tristemente esta semana seguramente superaremos los 100 decesos.

La verdad es que el coronavirus Covid-19 es una enfermedad que ha cambiado o está en proceso de hacerlo, el estilo o forma de vida que habíamos conocido hasta la fecha y creo que pasará bastante tiempo a que se retomen lo que para hasta la actual generación fue una forma de vida “normal”.

Lo rescatable que ha dejado o debería haber dejado esta enfermedad, es que la gente tome más conciencia de las medidas preventivas para resguardar la salud y sobre todo, el que valoren contar con sus seres queridos y lo más importante es que se preocupen por cuidarlos.

 

La delincuencia persiste en sus acciones intimidantes a la población

 

Los que no quieren dar su brazo a torcer, diría mi abuela, son los miembros de la delincuencia organizada, que ayer de nuevo sembraron el terror entre habitantes de Sonoyta, en donde finalmente fueron sometidos por elementos de la Policía Estatal y del Ejército.

En el sitio, los sujetos a bordo de un vehículo blindado, intentaron evadir un filtro de vigilancia de los militares, se inició una persecución y un intercambio de balazos que terminó con uno de los delincuentes detenido.

Además, se decomisaron varias armas largas, una corta, cartuchos y equipo táctico, además de la lujosa unidad, pero lo más importante se les mostró que la autoridad no les tiene miedo y continuará dando la batalla hasta que se retiren de la entidad, esa es la encomienda que tienen los elementos de la PESP por parte del Secretario de Seguridad, David Anaya.

 

Sancionan a policía municipal que circulaba en motocicleta y sin casco

 

Qué bueno que los jefes policiacos sancionaron a un elemento de la Policía Municipal que fue evidenciado en un video cuando circulaba en una motocicleta sin utilizar el casco protector reglamentario.

Por instrucciones del comisario general, Gilberto Landeros Briseño, se aplicó la multa respectiva pero además, se le aplicará la sanción que como servidor público le corresponda, de acuerdo con la reglamentación de la corporación.

Sería bueno que también extendieran la medida a los agentes que utilizan automóviles sin placas, que hablan por teléfono a bordo de las unidades, incluso las oficiales, e incluso, no utilizan el cinturón de seguridad.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta