Muere guaymense sospechoso de Covid-19; en el IMSS lo regresaron a casa dos veces

0

FM105

 

Un guaymense, considerado como caso sospechoso de Covid-19, falleció cuando era trasladado a un hospital de Ciudad Obregón la noche del lunes. El hombre, que en plena contingencia por el coronavirus laboraba para la empresa Deportenis, había sido regresado del IMSS a su casa en dos ocasiones, con diagnóstico de gripe.

 

Fue este mismo lunes cuando, por insistencia de la familia del hombre, se le practicaron las pruebas para ser enviadas a laboratorio, por lo que todavía no se tienen los resultados y la defunción queda aún como caso sospechoso.

 

El guaymense perdió la vida cuando era trasladado a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Instituto Mexicano del Seguro Social en Ciudad Obregón.

 

Con llanto y un sentimiento de impotencia, Ana María, maestra de educación especial, dijo “mi cuñado falleció y se pudo haber salvado, esto es por negligencia y burocracia”.

 

“No lo vamos a poder velar, lo cremarán”, dijo durante una transmisión en vivo en redes sociales, a través de la cual exigió una explicación sobre lo sucedido.

 

Antes de conocer la fatal noticia, desde el interior de su casa, Ana María había denunciado que aun con las medidas implementadas por las autoridades de Salud ante la pandemia por el coronavirus, la empresa Deportenis obligó a su cuñado a seguir con sus labores de cobranza.

 

Narró que además su cuñado mostraba cierta incredulidad sobre el Covid-19, sin embargo, hace dos semanas empezó con dolor de cabeza, dolor muscular, y una ligera gripe que fue evolucionando; aún así, la empresa lo hacía trabajar a “escondidas”.

 

Luego de unos días inició con tos y fiebre de 38 grados, narró, por lo que ella misma le insistió para que acudiera al IMSS, mientras que en la familia ya sospechaban que pudiera tratarse del virus.

 

Fue al Seguro y el doctor le dijo que era gripe, le dio paracetamol y lo regresaron para la casa, contó.

 

Por segunda vez acudió al IMSS le dijeron que se trataba de faringitis, le dieron unas inyecciones y otros medicamentos, agregó, pero seguía con tos, temperatura alta y ya se le presentaba dificultad para respirar.

 

El argumento que le dieron en el hospital del IMSS en Guaymas fue de que no había camas y que irían a la casa del paciente para realizar los exámenes solicitados por la misma familia, para descartar coronavirus.

 

Ana María le comentó el caso a un doctor, que le recomendó llevar nuevamente a su cuñado al hospital, por lo que solicitaron una ambulancia de Cruz Roja, cuyos paramédicos siguieron los protocolos y trasladaron al enfermo, que empeoraba.

 

Por fin, en el IMSS lo hospitalizaron y cuando se dispuso el traslado para Ciudad Obregón, el hombre no alcanzó a llegar, falleció.

 

Con el dolor de haber perdido a un ser querido, la familia integrada por nueve personas, entre ellas niños, y la mayoría vulnerables, según la misma Ana María, permanecen en cuarentena, como lo están haciendo desde que se dispusieron las medidas por la pandemia.

 

Con dolor, Ana María exigió una explicación por la falta de atención del IMSS, desde los primeros síntomas de su ser querido.

 

Compartir.

Deje una respuesta