Sin medias tintas

0

Todos se suman contra el coronavirus

Pone buen ejemplo Supremo Tribunal

No tienen cara para exigir despedidos

¡Dan exhibida! a cabecillas sindicales

 

Por Martín Romo (El Verdugo)

Todos se suman contra el coronavirus…Y lo que se temía que pasara pasó, como es la llegada de una epidemia muy anunciada, con lo que es el primer caso de coronavirus detectado en Sonora, que es de tipo importado en un hombre de 72 años de edad procedente de los EU, aunque de los males el menos “píor”, al ayer anunciarse que sus contactos más cercanos ya salieron negativos. De ese pelo.

Sin embargo la señal de alerta ya está dada, al ponerse en práctica una estrategia integral para evitar una propagación de contagios, que incluye la cancelación de clases en todos los niveles educativos y eventos no prioritarios, después de que al bajista del Grupo Yndio, Audomaro Pérez, quien reside en Hermosillo, pero es originario de la Ciudad de México, se contagiara durante una gira musical por “gringolandia”.

Eso luego de que después de su arribo a esta Capital el pasado 13 de marzo acudió a una farmacia y le diagnosticaron neumonía, por lo que al día siguiente se comunicó al número 911 a la Secretaría de Salud y el 15 del mismo mes personal de Epidemiología le tomó las muestras y ya el pasado lunes se determinó que resultó positivo y cuya condición es estable, de acuerdo a los más recientes reportes. Así el dato.

Es por lo que Pérez Jiménez de entrada fuera hospitalizado en el Issste, por ser derechohabiente, pero ya de ahí se le canalizó al Hospital General del Estado (HGE), que es donde permanece hospitalizado, por ser el nosocomio que se tiene adaptado para atender esa clase de gripa desconocida que brotara en China a principios de diciembre del 2019 y que puede llegar a ser mortal por todavía no haber vacuna. ¡Ups!

Razón por la cual es que ante la detección en el Estado de ese raro resfriado, es que procedieran a la implementación de todo un plan preventivo, anunciado por quien ha sido el operativo de la Secretaría de Salud para enfrentar esa contingencia, como es Gerardo Álvarez Hernández, director de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades, junto con el titular de esa área, Enrique Clausen. De ese vuelo.

Y es que por indicaciones de la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano, se creó el programa “Quédate en Casa”, que consiste en la suspensión de actividades públicas y reuniones, ya que sólo se realizarán las que sean esenciales y en las que no haya más de diez personas, por lo que de inmediato cerraron bares, antros, gimnasios, casinos y cines, y es que hasta los funerales quedaron cancelados. A ese grado.

Prueba de ello que tanto el Gobierno estatal como el municipal señalaran que los servicios que prestan y que no sean urgentes los ofrecerán en línea, vía el sistema de Internet; además de que les dieran un permiso de 15 días a los burócratas de más de 60 años, por ser el sector poblacional más vulnerable; e igual quedarán sin efecto los programas comunitarios que llevan a cabo en las colonias. ¡Mínimo!

Por lo que más menos así está esa emergencia decretada y que tendrá una vigencia por un mínimo de treinta días, o en lo que ven como evoluciona ese mal gripal del que ya sumaban casi 100 infectados en México y más de 200 sospechosos, pero sin ninguna muerte; en tanto que en el mundo ya iban casi 8 mil  muertos y alrededor de 200 mil contagiados, de ahí el porque del pánico mundial que hay. ¡Pácatelas!

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Pone buen ejemplo el Supremo Tribunal…Quien vaya que sí que mostró sensibilidad y poder de reacción ante la aparición del primer enfermo de coronavirus en la Entidad y específicamente en Hermosillo, es el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Francisco Gutiérrez Rodríguez, por las medidas de prevención que aplicara el mismo día a pesar de haber sido festivo. ¡Órale!

Con lo que de alguna manera esa positiva acción preventiva de Gutiérrez Rodríguez confirmó que siempre “está en la jugada” y en este caso al cuidado de salvaguardar la integridad del personal de esa dependencia justiciara, como lo prueba el que determinaran que los empleados y funcionarios con afecciones respiratorias, adultos mayores y embarazadas no se presentaran a trabajar hasta nuevo aviso.

Luego entonces así estuvo el saludable mensaje que el también magistrado les enviara y que igualmente indicaba que las audiencias ya programadas se celebrarían, aunque con posibles ajustes, pero la nueva política podría ser de que en el ínter tal vez sean de carácter privado, destacándose que por el momento no pudieran ser más extremas, porque estaría en riesgo la prestación de sus servicios. De ese tamaño.

Por el estilo y por decisión del Pleno del STJE, derivado de esa pandemia viral, se suspendieron indefinidamente los actos masivos, o más o menos de esa naturaleza en las instalaciones de esa sede judicial, así como los del Salón Presidentes, por lo que la sugerencia que se les hiciera llegar a los integrantes de esa instancia, es la de que evitaran asistir para no correr el peligro de enfermarse.

A ese grado es que Gutiérrez Rodríguez y compañía “se curaran en salud” y con sobrada razón, en aras de abonarle a las tácticas que hay a nivel general para reducir la contagiadera, que de acuerdo a las proyecciones que ya se hacen, pudieran dispararse en las próximas semanas, de ahí que todo lo que se haga con ese fin cuenta, como ellos los están haciendo de manera previsora. Ni más ni menos.

Tan es así que ya ayer de última hora trascendiera que en una sesión que tuvieran de urgencia, acordaron el parar la operatividad normal y solamente dejar guardias para situaciones urgentes, por el lapso comprendido entre hoy y el venidero 20 de abril, de ahí el porque de la notificación que le hicieran a los usuarios y el personal, a fin de prevenir en lugar de lamentar, por ante todo primero estar la salud.

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No tienen cara para exigir despedidos…Dan cuenta que los que no tienen cara para demandar su reinstalación, son las decenas de empleados que acaban de ser despedidos del Ayuntamiento hermosillense, como parte de un plan de recorte de personal anunciado en diciembre por la “Presimun”, Célida López, y es que se trata de los empleados que ya están muy maleados y viciados. ¡Palos!

Lo anterior al aflorara que son de los hoy ex trabajadores que tenían un cúmulo de faltas injustificadas, lo que denotaba que simplemente no les importaba la chamba, de ahí que eran más los días que no asistían, que los que laboraban, pero que con todo y eso nunca habían procedido contra ellos, como ahora sí lo está haciendo Célida Teresa, en lo que es una “corrida” que ha sido muy bien vista por las mayorías.

No por nada es que sean los primeros que entraran en esa recortada que contempla a 400 empleados, 200 de confianza y otra “micha” de sindicalizados, de ahí que el propio dirigente sindical, Salvador Díaz Olguín, les advirtiera previamente que “se pusieran las pilas”, sobre todo a los del área de Servicios Públicos, ante la “guillotina” que se avecinaba, pero al no hacer caso, es que “ya ni llorar les queda”.

Toda vez que así estuvo la notificada de despido que les hicieran el pasado “juebebes” y que también incluyera a quienes integraban la plantilla laboral de Alumbrado Público, Atención Ciudadana y Oficialía Mayor, entre otras dependencias, de ahí que la que consideran que mal haría en “meter las manos al fuego” por esos recortados, es la otra jerarca sindicalista, Jovita Monge, porque va resultar quemada.

Al trascender que lo que pretendían era ver al Secretario de la Comuna, Joaquín Rodríguez Véjar, para revisar cada caso, cuando a quedado más que comprobado que de todos no se hace uno, si se parte de que “no lo pusieron de patitas en la calle” por eficientes, sino más bien por no haber cumplido con su trabajo, y es por lo que la dirección de Recursos Humanos optará el “cortar por lo sano”, y no es para menos.

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Dan exhibida a cabecillas sindicales…Los que sí que están reprobando en materia de sentido común y salud, son los insensibles cabecillas de los sindicatos de Trabajadores Académicos y Empleados de la Universidad de Sonora, el Staus y Steus, por como están poniendo en riego a sus afiliados, al valerles una pura y varias con sal las recomendaciones que se ha hecho contra el Covid-19. ¡Tómala!

Porque resulta y resalta que llegaron al extremo de amenazar a las bases que representan con descontarles el día, en caso de no acudir a las asambleas que tenían programadas para ayer y hoy, donde revisarían las condiciones del Contrato Colectivo de Trabajo, en lo que es una amagada que quedara por escrito, como para que después no la negaran, ya que así es como se las hicieron saber. ¡De no creerse!

Aunque por si quedaran dudas todavía la agitadora del Steus, Rosa Elvira Silva Manzo, tuvo la osadía de sentenciársela a sus desrepresentados, al mandarles a decir, o más bien advertir, que por ser una época en la que se tiene que ver lo contractual y salarial, no permitirán que nada interfiera en esas negociaciones, es decir, sin importarle que estén peligrando por un posible fatídico catarro de esos que están aflorando.

Como lo explica el que los extremistas del Steus les salieran con que no se preocuparan porque les tendrían gel antibacterial en la entrada del recinto sindical para que se desinfectaran, aunado a que les pedían a los que ya están agripados, que acudieran con tapabocas, por lo que así está la importancia que les dan, como también a lo recomendado por las autoridades de Salud de todos los niveles. ¡Qué tal!

En esos términos está esa incongruencia, si se toma en cuenta que lo que es el rector de la Unison, Enrique Velázquez Contreras, ya ordenara el suspender las clases presenciales, así como el servicio del Centro Desarrollo Infantil, además de todas las actividades académicas grupales programadas; mientras que por lo pronto las funciones administrativas continuarán en horario normal mientras sea posible.

Correo electrónico: [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta