Se resisten ancianos a romper con la tradición

0

Pese a la contingencia de salud por el coronavirus, adultos mayores que son la población más vulnerable al virus continúan reuniéndose en el andador del Mercado Municipal.
Decenas de personas en su mayoría hombres entre 60 y 80 años se aglutinaron en el andador como es su costumbre para distraerse, leer el periódico o descansar, sin tomar las medidas preventivas para no estar en riesgo, como la sana distancia.
También se observaron a su alrededor, vendedores de cachitos de lotería, boleros, personas hablando de religión, y otros más buscando apoyo para centros de rehabilitación de drogas.
Ante la medida de quedarse en casa para no exponerse al contagio del coronavirus, algunos adultos mayores se mostraron escépticos a la enfermedad, quienes consideran que se trata de una estrategia politica para manipular al pueblo, mientras que otros, comentaron que no pueden estar en sus casas ya que el  encierro los deprime, tienen que salir a trabajar o a comprar alguna cosa.
«Hay que salir a trabajar, porque trabajo por mi cuenta y hay que buscarle para que no falten los frijoles, y ahorita con esta enfermedad no hay trabajo y pues, debe uno prepararse para casos como estos, para que no falte el frijol, papás, tortillas, porque la gente gasta el dinero antes de ganarlo, ya cuando lo agarran es para ganar lo que se debe nomás», expresó uno de ellos, quien se dedica a la herrería.
«Aquí nomás para distraerme un rato para, para no enfadarme. No hay movimiento, esta solo el Centro, la gente encerrada en sus casas», comentó Fermín de 75 años quien es jubilado.
«Pues hay que salir a buscar el pan, si no trabajamos no comemos, ni modo, que le vamos a hacer, nomás cuidarse por la enfermedad esa que está pegando, y seguir en la chamba», dijo el señor Esteban, de profesión albañil.

Compartir.

Deje una respuesta