Localizan policías dos cadáveres

0

 

Los cadáveres de dos personas del sexo masculino, que estaban siendo devorados por animales carroñeros, fueron localizados el pasado martes en la Costa de Hermosillo, en hechos distintos.

El primer hallazgo sucedió a las 12:38 horas aproximadamente, al final de la  calle 12 Norte, a varios kilómetros del poblado Miguel Alemán.

Agentes policiacos acudieron a un predio enmontado, tras recibir el reporte a través de la Línea de Emergencias 911, donde constataron el reporte.

En el sitio localizaron el cuerpo acartonado de una persona del sexo masculino, al que le hacían falta algunas partes, los cuales al parecer fueron comidos por animales silvestres.

El cuerpo estaba vestido con pantalón de mezclilla de color azul, no portaba camisa, portaba cinturón color café y zapatos de trabajo, también en color café.

Cerca del cadáver se localizaron botellas de plástico conteniendo agua, una chamarra maltratada  de color café, además de una hebilla.

 

Comido por zopilotes

Cuando eran las 14:50 horas fue localizado en avanzado estado de descomposición y siendo devorado aves carroñeras, el cadáver de un hombre en un predio cercano a la empresa agrícola denominada Campo La Morena.

Agentes de la Policía Municipal acudieron hasta un terreno ubicado a la altura del kilómetro 64 de la Carretera Estatal 100, que conecta a Hermosillo con Bahía de Kino.

En ese sitio dialogaron con una persona del sexo masculino quien  manifestó que minutos antes realizaba un recorrido por el sector y descubrió que había muchos zopilotes bajo un árbol.

Añadió que al acercarse a los animales descubrió que se estaban alimentando del cadáver de un individuo, en avanzado estado de descomposición.

Tras constatar el hecho, los oficiales acordonaron el área y pidieron la intervención de personal del Departamento de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora para el levantamiento de evidencias.

La víctima no fue identificada, estaba vestida únicamente con pantalón de mezclilla en color negro y no portaba calzado; se le apreciaba barba.

Los peritos indicaron que a simple vista no se le apreciaban signos de violencia; el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense para la práctica de las pruebas periciales.

Compartir.

Deje una respuesta