Termina el sueño de Renata Zarazúa en el Abierto Mexicano de Tenis

0

La tenista mexicana fue superada en dos sets por la canadiense Leyla Annie Fernández en las semifinales del certamen de Acapulco

Se terminó el sueño de la capitalina Renata Zarazúa en el Abierto Mexicano de Tenis. Con la frente en alto y su nombre en los libros de historia, la tenista de 22 años, se despidió de Acapulco luego de caer frente a la canadiense Layla Fernández.

Renata, 270 del ranking, entró a la cancha entre ensordecedores vitoreos, nunca antes el público acapulqueño había tenido la oportunidad de apoyar a una mexicana en la instancia de semifinales.

Respondiendo a la algarabía de las gradas, Renata Inicio rompiendo el primer juego del partido, incluso tuvo la oportunidad de irse arriba 2-0 pero la canadiense respondió y la mexicana dejó ir su saque y con nada para nadie el tablero marcaba 1-1.

De esta forma se definió el primer set, con ambas jugadoras teniendo problemas para mantener su servicio. El nervio y el cambio de escenario le cobró factura a la mexicana que nunca había disputado un partido frente a siete mil 500 personas. La joven de 17 años, también nerviosa, supo capitalizar los errores de Renata y ganó el primer parcial 6-3.

En apenas el tercer juego del segundo parcial la balanza se inclinó hacia la norteamericana, cuando Renata perdió su saque y sin problemas Layla confirmó el suyo para irse arriba 3-1. La canadiense, 190 del ranking, ávida de su primera final de un torneo WTA, no daría marcha atrás a partir de ese momento.

El público no dejó de apoyar, pero no se trató de tenis, se trató de cabeza y a pesar de su corta edad, Fernández tuvo un mejor manejo de la situación. Renata firme con su revés, su golpe más sólido, erraba constantemente con la derecha y cuando su bola no encontraba la red, salía de los límites de la cancha. En tanto el silencio en las gradas se hacía más profundo.

Renata tuvo un respiro en el octavo juego. El estadio de pie, entre gritos y chiflidos celebró un quiebre con el cual recortó distancia 5-3. El sabor a dulce fue corto y la amargura llegó un solo juego después cuando Layla sentenció el partido 6-3, 6-3 en lo que representa su mejor resultado como profesional.

Con una sonrisa en el rostro, Renata deja el puerto de Acapulco, pero su recuerdo y el de su histórica hazaña quedarán grabados por siempre en el corazón de los aficionados.

Compartir.

Deje una respuesta