Abaten a dos secuestradores

0

Dos hombres que tenían privado de la libertad a un menor de edad, murieron la mañana de ayer al ser abatidos por agentes de la Policía Municipal durante el rescate  de la víctima, ocurrido en la colonia Valle del Marqués, donde también detuvieron a otro individuo.

Fue alrededor de las 10:00 horas cuando los agentes se percataron que afuera de una tienda de autoservicio situada  en calles Maxtla y Tepoztlán se encontraban dos sujetos, uno de ellos llevaba fajada a la cintura un arma de fuego.

Los policías detuvieron  la marcha de la patrulla y  las dos personas emprendieron la huida a fuerza de carrera; uno de ellos es detenido casi de inmediato, asegurándolo con candados de manos.

El otro hombre corrió hasta ingresar  al domicilio marcado con el número 176 de la avenida Huéhuetl, entre las calles Templo de Mitla y Templo de Quetzalcóatl.

Cuando los oficiales llegaron al inmueble se percataron que dos hombres portando armas largas salían al traspatio del domicilio, quienes les apuntaron y en ese momento, los gendarmes accionaron sus armas de cargo para abatirlos.

Dentro de la casa se localizó a un adolescente, de 16 años, quien dijo que había sido privado de la libertad desde hacía aproximadamente 10 días, en la localidad de San Pedro El Saucito.

En el domicilio se aseguraron seis armas largas o fusiles de asalto, cinco de las llamadas AR-15 y una AK 47 conocida como  “cuerno de chivo”, además de equipo táctico.

El área fue acordonada a lo largo de dos cuadras y fue resguardada por agentes policiacos  de diversas corporaciones y efectivos del Ejército Mexicano.

Posteriormente, arribó personal de los  departamentos de Servicios Periciales y Médico Forense de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora para realizar el levantamiento de evidencias y de los cuerpos.

 

Conmoción entre residentes

Residentes de  las avenidas Huéhuetl y Chimalpopoca  dijeron estar sorprendidos por lo que estaba pasando en el sector y dijeron que nunca habrían imaginado que en la casa 176 estaba una persona secuestrada.

Añadieron que el inmueble había sido rentado recientemente por personas del sexo masculino, a quienes se les miraba raramente afuera de éste y por ese motivo nunca se imaginaron que hubiesen alquilado  ocultar a alguien privado de la libertad.

En tanto, los alumnos del plantel escolar cercano a donde ocurrieron los hechos fueron mantenidos en su salón de clases para resguardar su integridad.

Compartir.

Deje una respuesta