Piden auxilio en la Jacinto López

0

Están calles intransitables, abunda inseguridad y la venta de droga

Cansados de hacer reportes y no ser escuchados, así están vecinos de la colonia Jacinto López, quienes por sus propios medios han tratado de emparejas las calles, pero es una lucha prácticamente imposible y la mayoría están prácticamente intransitables.

Una de las que está en peores condiciones en la Adivino, en el tramo de la Monteverde a la calle 12 de Octubre, en donde se observó cuando un pick up descargaba escombro, incluso hay varios cerros de material de construcción que han descargado con un afán de emparejar la calle, que se nota es una tarea prácticamente imposible.

Incluso, durante el recorrido por la zona en unos de los hoyancos se soltó el mofle del auto utilitario de Entorno Informativo que tenemos asignado, por lo que tendremos que repararlo.

Según comentaron los vecinos, el sector prácticamente está abandonado por la autoridad municipal, ya que el único servicio que funciona con regularidad es la recolección de basura.

“Si tenemos una fuga, tardan meses en venir o alguno de nosotros terminamos arreglándola” dijo uno de los residentes del sector.

De hecho, además de las calles destrozadas se apreciaron varias fugas durante el recorrido, todas de agua potable, que dificulta aun más el paso de vehículos y hasta de peatones.

Manifestaron que en el caso del alumbrado público también tienen problemas en varias calles y desde hace semanas han reportado a la autoridad sin recibir ninguna respuesta positiva.

 

Abunda basura y maleza

 

Durante el recorrido por el populoso sector, se apreciaron grandes cantidades de basura en las calles, predios y banquetas, o lo que deberían de ser banquetas, llenas de maleza y sobre todo, se nota la lucha de los residentes por tratar de tapar los hoyancos, sin resultados positivos.

La imagen urbana de este sector es más que deprimente por el grafiti, la basura y el abandono en que está la colonia.

 

Los “tiraderos”

 

La colonia Jacinto López es de las que recurrentemente sobresalen en los reportes policiacos por asaltos, violencia doméstica, presencia de drogas y según vecinos, el problema es peor de lo que aparece en los diarios.

Don José señaló que las viviendas en donde se venden estupefacientes están más que identificadas y que la autoridad las conoce porque en varias ocasiones han reportado los “tiraderos” pero no hacen nada.

“Lo que hacemos es cuidar que nuestra familia no caiga con ellos”, dijo una señora, quien es madre de familia y busca por todos los medios que sus hijos no sean “enganchados” por las drogas.

 

Abundan robos y asaltos

 

Varios de los vecinos señalaron que tanto las tiendas de abarrotes, vendedores de comida y quienes esperan camión a horas tempranas, frecuentemente son víctimas de los delincuentes, quienes le quitan lo poquito que traen.

“A mi chamaco lo han dejado sin tenis, sin mochila, sin teléfono”, lamentó una de las madres de familia, quien señaló que ahora su hijo, quien es estudiante de bachillerato carece de un teléfono móvil porque los hampones se lo arrebataron.

Otra de las vecinas, manifestó que en ocasiones se han introducido a su vivienda y hasta la comida se llevan los delincuentes.

“Aquí no podemos dejar la ropa tendida en la noche porque no amanece” dijo una joven madre de familia, quien señaló que a su esposo lo dejaron hasta sin ropa de trabajo “solo quieren hacer daño, porque ¿de qué les sirve un uniforme de trabajo? Cuestionó.

 

Preocupa alta velocidad de autos

 

Los vecinos también manifestaron su preocupación yaque las calles que son pares viales como la Francisco Monteverde y la 12 de Octubre, son utilizadas por los automovilistas como “pistas de carreras” y es un riesgo para sus hijos cuando van a la escuela secundaria o primaria y tienen que cruzar esas vialidades.

Los habitantes del sector urgieron a la autoridad municipal a que arregle las calles, repare las fugas y las luminarias, además de que realicen más rondines policiacos para tratar de que quienes habitan en esa zona  recuperen un poco la tranquilidad.

 

 

 

Compartir.

Deje una respuesta