¿Los ambientes en extremo limpios producen leucemia linfática aguda en bebés?

0

Si la teoría de Greaves resulta cierta, la leucemia estaría controlándose y con ella el nivel de mortandad infantil

 

Tras una investigación de 35 años, Mel Greaves, un reconocido médico británico, publicó una teoría en la que la leucemia linfática aguda en bebés estaría relacionada con la crianza en ambientes extremadamente limpios.

 

Esto postularía que esta enfermedad es prevenible, por lo que una forma de evitarla sería cambiar los hábitos de higiene con que se limpia el hogar en el que radican los bebés.

 

La leucemia linfática aguda, o LLA, es un tipo de cáncer frecuente en los niños y ocurre cuando un linfocito se vuelve maligno y se multiplica dentro de la médula ósea sin control.

 

Al habitar en este órgano, los linfocitos infectados alteran la producción de glóbulos blancos, rojos y plaquetas, por lo que la salud de los menores queda perjudicada.

 

En este punto surgen enfermedades en consecuencia a la mala función de glóbulos blancos, generando infecciones, anemias y/o sangrados.

 

La quimioterapia suele tener éxito, pero solo llega a los países con alto ingreso económico, mientras que en aquellos con carencia de recursos no habría forma de tratar a los bebés enfermos.

 

Si la teoría de Greaves resulta cierta, la leucemia estaría controlándose y con ella el nivel de mortandad infantil por causa de esta enfermedad.

 

¿Cómo se produce la LLA?

 

Esta leucemia suele desarrollarse en dos golpes genéticos o dos etapas según lo postula Graves; la primera durante la vida intrauterina del niño y la segunda en una alteración donde cambia la forma en que los glóbulos blancos reconocen a los microbios.

 

En este tipo de mutación es en la que trabaja Greaves, pues en ella el sistema de defensa del bebé no se desarrollaría de forma normal al no estar expuesto a microbios comunes.

 

Como resultado, el más mínimo de estos representaría una gran amenaza para la salud del infante.

 

La LLA y su relación con la higiene

De acuerdo a Greaves y su teoría, la LLA sería una consecuencia a la extrema higiene que no permitiría que un niño crezca con las habilidades de su organismo gestándose en plenitud, ni a una buena escala evolutiva de su cuerpo.

 

Para su estudio, Greaves analizó las bacterias intestinales de miles de personas y después comenzó a trabajar en una vacuna que mezcla una bacteria del yogur que podría crear un sistema bacteriano intestinal (microbiota) en los bebés durante sus primeros años de vida.

 

Con ella, los pequeños estarían a salvo de desarrollar alteraciones por microbios y así una de las peores enfermedades que los aqueja llegaría a su fin.

 

Por ahora las investigaciones siguen su curso para evitar todo margen de error.

 

Con información de Noticieros Televisa

Compartir.

Deje una respuesta