El Apache entre inseguridad y abandono; piden vecinos pavimento y vigilancia

0

Aunque se ha avanzado en el pavimento de varias calles, son muchas las que carecen del servicio

Música a todo volumen cuyos vecinos disputan cual se escucha más alto en una que otra bocina, niños descalzos, pero riéndose sin importar las carencias, calles sin pavimento ni nomenclatura, con paredes con leyendas ilegibles y una enorme inseguridad, así viven los vecinos de la colonia El Apache.

Aunque en los últimos años la infraestructura mejoró, ya que son varias las calles de las partes altas que fueron pavimentadas, incluso en la zona del cerro, las condiciones de los habitantes siguieron igual: aguantando a los delincuentes, muchos de ellos de la propia familia.

Aventurarse a la colonia El Apache es todo un reto para quienes no conocen, incluyendo a las autoridades que en ocasiones evitan ciertos sectores de la colonia porque saben que serán recibidos a pedradas.

Incluso, en el recorrido realizado este domingo por Entorno Informativo en el sector, las piedras estuvieron a punto de dar en la carrocería del auto utilitario de la empresa, pero tal vez no tenían la intención de impactarnos o por suerte logramos evadirlas.

 

La inseguridad

 

Aunque los vecinos se muestran reacios a hablar de las problemáticas que los aquejan, la presencia de personas de aspecto sospechoso, algunos en los mismos patios de las casas, así como las innumerables marcas en parees, los jóvenes con paliacates de uno y otro color, que indica con que grupo anda, muestran que las cosas siguen como siempre.

Algunas de las personas entrevistadas, manifestaron que la delincuencia continúa, la venta de drogas se sigue registrando, la presencia de personas que recorren las calles en bicicleta y distribuye los enervantes es notoria.

Lamentaron que en el parque del sector los niños no pueden jugar por las tardes porque ahí se juntan los viciosos a hacer sus “negocios” o simple y sencillamente a consumir alguna sustancia prohibida.

Aunque muchos de los vecinos manifestaron que están cómodos con su entorno, ya que toda su vida han habitado el sector y no lo consideran peligroso, otros estimaron urgente que haya mayor presencia de autoridades y sobre todo, que atiendan sus reportes cuando hay una pelea entre distintos grupos, ya que en ocasiones la respuesta es tardada.

 

El paso de mercancía robada

 

En el sector es común que ofrezcan a los vecinos artículos baratos que son producto de robos, algunos aprovechan “la oferta”, otros prefieren no admitirlo y otros más niegan que adquieran productos de dudosa procedente.

“Aquí vemos cuando algunos suben –al cerro- con objetos robados, creemos que allá arriba los guardan para luego venderlos” dijo una de las personas entrevistadas.

Llevan de todo, televisores, laptops, hasta nos ha tocado ver partes de carros, pero uno mejor no dice nada, para no tener problemas, manifestó.

La mayoría de los vecinos busca dejar siempre a alguien en su casa para evitar regresar y encontrarse con la sorpresa de que fueron robados, pero en ocasiones ni eso inhibe a los ladrones.

 

Abundan casas abandonadas

 

A lo largo de la colonia se observaron algunas viviendas que fueron abandonadas así como predios baldíos que están llenos de maleza lo que además de deteriorar la imagen urbana también convierte los sitios en basureros clandestinos o en sitios para que se junten los delincuentes.

“Ahorita la maleza está verde, pero en cuanto se seca los maleantes la queman, son unas humaredas, pero pues hay que aguantarse para llevar la fiesta en paz”, dijo otra persona.

A lo largo de las calles también se apreciaron grandes cantidades de basura que los mismos vecinos dejan abandonadas, ya que admitieron que el paso de los recolectores es normal y no hay problema con retrasos.

 

Urge pavimentación

 

Gran parte de las calles de El Apache está sin pavimento lo que dificulta el paso de vehículos, pero también genera enfermedades por el polvo que se levanta y llega a cualquier espacio en los hogares.

Además, el suelo pedregoso facilita que las personas tomen las piedras y las lancen como proyectiles, lo que daña vehículos, ventanas de viviendas y en algunos casos ha impactado hasta personas.

 

 

 

Compartir.

Deje una respuesta