Rescatan a tres víctimas de engaño telefónico

0

Ante la oportuna intervención de personal de la Fiscalía General de Justicia se logró dar con el paradero de dos jóvenes que estaban siendo víctimas de engaño telefónico.

Gabriela Abigail, de 23 años, fue localizada por elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (Amic) dentro de la habitación de un hotel en la ciudad de Empalme, luego de que su mamá reportara que había sido secuestrada.

La mujer agregó que recibió llamadas por parte de los delincuentes para que realizara un depósito de 300 mil pesos para recuperar con bien a su hija.

Asesorados por las autoridades para su actuar y proceder ante los delincuentes, los familiares de Gabriela Abigail no tuvieron que realizar ningún depósito durante el engaño telefónico del que fueron objeto.

Una situación similar le ocurrió a Erick , de 31 años de edad, quien fue localizado en el lobby de un hotel de Guaymas, luego de que su mamá denunciara que su hijo había sido víctima de secuestro, ya que tanto ella como una de sus hijas estaban recibiendo llamadas exigiéndoles la cantidad de 300 mil pesos para liberar a su hijo.

Elementos Amic implementaron un operativo de búsqueda en diversos sitios, hoteles y moteles de la ciudad de Guaymas y se logró dar con el paradero de Erick, quien manifestó que lo amenazaron con lastimar a su mamá si no accedía a realizar los depósitos que le estaban solicitando y sino seguía las instrucciones que le estaban dando.

Erick también fue víctima de usurpación de identidad en su cuenta de whatsapp.

El tercer engaño telefónico le ocurrió a Juan Manuel, de 65 años, quien estaba en el puerto de Guaymas por razones laborales y fue ubicado mediante llamada telefónica por parte de los delincuentes, quienes lo intimidaron y le señalaron que para no privarlo de la vida a él o a su familia, tenía que hospedarse en un determinado hotel de la localidad.

Al llegar al citado hotel aprovechó para comentarle a los empleados que estaba ahí contra su voluntad, pues estaba siendo obligado a quedarse en ese sitio.

Tras dicha revelación, los empleados avisaron a las autoridades, quienes llegaron con la víctima a rescatarlo del engaño del que era objeto.

Esa rápida acción de los elementos Amic impidió que Juan Manuel recibiera otra llamada para solicitarle dinero.

Compartir.

Deje una respuesta