Desfogue  de presa El Molinito durará un mes

0

Durante un mes  se desfogará la presa Rodolfo Félix Valdés, mejor conocida como El Molinito, agua que llegará a la presa Abelardo L. Rodríguez en los próximos días  y se estima que la próxima semana la Comisión Nacional del Agua (Conagua) Sonora reciba  de la Ciudad de México los estudios sobre la calidad del recurso hídrico.

En un recorrido por  las instalaciones de la cortina, el dique y el cuarto de máquina que controla los volúmenes de la presa, autoridades de Conagua Sonora informaron sobre el desfogue que inició el pasado lunes  ante la avenida extraordinaria de agua  presenta por las precipitaciones pluviales la semana anterior.

José María Martínez Rodríguez y Lucas Antonio Oroz  Ramos, director general  y director  técnico del Organismo  de Cuenca del Noroeste de Conagua, respectivamente,  informaron sobre el proceso  de liberación de agua, el cual no se realizaba desde el año 2015.

A cuatro días  de iniciar el proceso, se han desfogado 3.4 millones de metros cúbicos,  son 10 metros cúbicos por segundo, agua que todavía no llega al otro embalse, le quedan algunos kilómetros por recorrer.

La presa El Molinito tiene una capacidad para 130 millones de metros cúbicos y con las avenidas de agua había llegado a los 102 millones de metros cúbicos,  ayer se estimaba que todavía contenía 78.5 millones de metros cúbicos , la idea es que se mantenga en 28 millones de metros cúbicos, argumentaron los funcionarios federales.

 

Se estima un mes de desfogue

El volumen del desfogue puede variar, si durante el mes de diciembre se presentan más precipitaciones pluviales, hasta el momento van 19 frentes fríos de los 55 pronosticados para la temporada, por lo que puede  llegar más agua, consideró Oroz Ramos.

Destacó que la presa El Molinito  es una obra de control de avenidas, lo que significa que cuando mucho debe almacenar 28 millones de metros cúbicos de agua.

En este sentido, el director general del organismo en Sonora recalcó que  no se trata de una presa de almacenamiento y se debe ser muy responsable en la toma de decisiones.

“No hay pérdidas de agua, el volumen de  agua se mantendrán en los acuíferos  de la  región, que es la forma más segura y limpia  de tener agua disponible para la población y la agricultura. Si esta presa se nos va de control causaría problemas, habría un vertimiento  por encima de la cortina”, anotó Martínez  Rodríguez al abundar que el desfogue es para dar seguridad  en el manejo del recurso.

Compartir.

Deje una respuesta