Sigue hospitalizado feminicida de historiadora

0

El hombre que asesinó a la historiadora y escritora Raquel Padilla Ramos se encuentra hospitalizado  bajo custodia policiaca desde el día que perpetró el feminicidio, donde es atendido por lesiones de arma blanca que el mismo se provocó.

Se trata de Juan Armando Rodríguez Castro, de 55 años, quien era pareja sentimental de la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en Sonora.

La Fiscalía General de Justicia del Estado emitió un comunicado ayer, en el que indica que se permanece a la espera de que la salud del hombre, presunto responsable del delito de feminicidio, sea estable para ponerlo a disposición de un juez.

La Fiscalía reveló que ya se han realizado el procesamiento de  datos de pruebas en relación al caso, ocurrido el pasado jueves siete de noviembre en la localidad El Sauz, en el Municipio de Ures.

Se han realizado estudios en un arma blanca, que al parecer se utilizó para segar la vida de Padilla Ramos y que el imputado usó para lesionarse, además se han analizado las prendas de vestir que Juan Armando portaba el día del incidente, las cuales cuentas con manchas de sangre.

El reporte precisa que también se están  realizando análisis periciales y genéticos en unas leyendas que se localizaron escritas en el piso de la vivienda donde la historiadora fue asesinada.

 

Un menor como testigos

A Juan Armando solamente  lo señala como responsable de la muerte de Raquel Padilla Ramos, un menor de edad, hijo de la víctima, quien presenció el hecho, informó la Fiscalía.

“Se está a la espera de que sea estabilizada la condición de salud de Juan Armando, para que, conforme al procedimiento de Ley, sea puesto a disposición del Juez de Control a fin de que responda por los hechos, ya que en su primera entrevista el único testigo del caso, un menor de edad, le imputa”, cita el comunicado.

El menor de edad recibió atención psicológica inmediata y se mantiene en acompañamiento por personal especializado del Centro de Atención a Víctimas (CAVID) de la Fiscalía, y una vez que se encuentre en condición emocional estable, se intentará formalizar la entrevista relativa al suceso.

Compartir.

Deje una respuesta