Conducirá Aniston show de TV en su próxima serie para Apple

0

A partir del 1 de noviembre podrán ver a Jennifer Aniston encarnando a Alex la presentadora de TheMorning Show, de la cual también es productora ejecutiva

Desde que terminó Friends, Jennifer Aniston ha obtenido buenas críticas en filmes independientes, opiniones encontradas en películas comerciales, muchos contratos publicitarios y un par de fracasos. Pero nada ha hecho clic como Rachel Green.

Ha pasado 15 años aceptando papeles que tenían el potencial de imponerse a ese icónico personaje, a ese corte de cabello, pero ninguno lo consiguió. Tal vez la única manera de hacerlo sea regresando al medio que la hizo famosa.
Así, el próximo 1 de noviembre tendrá una especie de retorno a casa como la estrella de TheMorning Show, un drama de Apple de gran presupuesto que se desarrolla en el contexto de un programa matutino de TV.
Aniston interpreta a Alex Levy una presentadora cuya vida personal es complicada, y la profesional todavía más, sobre todo después del inesperado despido de su coanfitrión (encarnado por Steve Carell) a causa de conducta sexual inapropiada.
Para Apple, la serie representa la joya más brillante en su barra de lanzamientos, con la que tratará de ponerse al nivel de Netflix con un servicio propio de streaming. Además, es de los primeros programas que anclan su premisa en el movimiento #MeToo.
Para Aniston, quien es la líder como protagonista y productora ejecutiva, es la oportunidad para explorar un papel más dramático y sofisticado que, dice, lo tiene todo: «niños, culpa, lucha de poder, ser mujer en la industria, atravesar un divorcio bajo el escrutinio público, sentirse alienada, estar un poco dañada».
Es un personaje que le está exigiendo poner mucho más de su vida privada que ningún otro. Y quizá sea su mejor oportunidad para, finalmente, dejar que el mundo la vea como una actriz y no sólo como a una estrella.

Algo grandioso

TheMorning Show no comenzó como una historia tipo #MeToo.
Hace tres años, cuando Aniston le dijo a Michael Ellenberg (ex ejecutivo de HBO) que la televisión no era una opción para ella, MattLauer todavía daba las noticias matutinas y Harvey Weinstein seguía ganando Óscar.
«Le dije: ‘Sólo quiero ser parte de algo grandioso, no me importa dónde aterrice’. Porque Dios lo sabe, las películas han sido grandiosas pero también horribles, así que uno nunca está seguro».
Cuando, poco después, Ellenberg le telefoneó para decirle que había adquirido los derechos de «Top of theMorning», un libro del reportero Brian Stelter que explora el dramático mundo de la televisión matutina, y que también había hablado ya con ReeseWitherspoon, las actrices de inmediato se pusieron en contacto.
«Estábamos enloquecidas», cuenta Witherspoon, quien conoce a Aniston desde que interpretó a su hermana en Friends.
Aniston firmó para dar vida a Alex, quien en sus 40s debe moverse en el despiadado y ególatra mundo de las noticias de televisión. En tanto, Witherspoon da vida a una descarada reportera más joven que podría estar buscando quitarle su trabajo… o convertirse en su mejor amiga, aún no estamos seguros.
En su papel de productora de TheMorning Show, sus colegas la describen como «enfocada en el detalle», «minuciosa», «precisa» y, según Witherspoon, totalmente involucrada con cada set, con cada vestuario, con cada elemento del casting.
«Básicamente, esas son maneras elegantes de que soy obsesiva», bromea.
Para preparar su personaje, estuvo en el estudio de GoodMorning America y pasó tiempo con Diane Sawyer, estudiando cada detalle, desde sus elecciones de atuendo hasta sus hábitos de cafeína.
En el set, Aniston eligió personalmente los libros de su personaje («100 Years of Bauhaus» en su mesita de café, «Blink» en su bolso), la decoración de su departamento y su ropa (a medida, monocromática, con un toque ocasional de color).Colgó fotos de amigos reales en el camerino de Alex y en su apartamento.
Hubo ocasiones en que Aniston y Kerry Ehrin, la showrunner, tuvieron desacuerdos sanos.
Por ejemplo, en torno a si Alex, molesta con su hija, diría una frase como: «Prácticamente me desgarré la vagina con esa jodida cabezota tuya», para describir el alumbramiento.
«Yo pensaba que algo así nunca saldría de mi boca… de la de Alex, pues», cuenta Aniston, animada.Tras dos semanas de estira y afloja, finalmente accedió a probar la frase, y la escena quedó en la primera toma. «Sencillamente me salió del alma», admite.
¿Así que, finalmente, Alex sí lo diría?»Sí. Pero, recuerda, estoy interpretando a una mamá. Yo nunca he expulsado nada por la vagina, ¿sabes a lo que me refiero? Luego de sondear a todas las madres que conozco, entendí cómo algo así de histérico, vulnerable y crudo es posible».

Compartir.

Deje una respuesta