Comando armado balea a niños en NL

0

Las autoridades señalan que los menores de edad se debaten entre la vida y la muerte

Seis menores de edad que jugaban en la calle, resultaron heridos de bala tras el tiroteo en una casa del municipio de Zuazua, en Nuevo León, informó la Fiscalía Estatal.

Cuatro de los niños terminaron heridos de gravedad tras el atentado que inició un comando armado que se dio a la fuga.

El estado de salud que tiene cuatro de los seis niños lesionados es grave, con lesiones que sí ponen en riesgo su vida de acuerdo a los médicos que los recibieron en el hospital para su atención, informó a medios Luis Enrique Orozco Suárez, vicefiscal del Ministerio Público de Nuevo León.

Este lunes, a las 22.15 hora local, dos hombres armados dispararon contra una casa ubicada en una colonia del municipio de Zuazua.

El municipio se encentra a 30 kilómetros al norte de Monterrey, capital de Nuevo León, y durante años han operado varios grupos del crimen organizado.

Afuera de la vivienda que terminó acribillada, se encontraban seis menores de edad -de entre 9 años y 15 años- jugando en la calle, y fueron alcanzados por los disparos de los pistoleros.

La principal línea de investigación que hasta ahora tiene la Fiscalía obedece al trasiego de drogas, precisó el funcionario estatal.

 

Posible punto de venta de droga

En las primeras entrevistas tras los hechos, se informó que el sitio donde fueron heridos los niños es un punto de venta de droga “y estamos ampliando esa información”, agregó Orozco Suárez.

El funcionario de la fiscalía detalló que algunos de los niños heridos son vecinos de la zona.
Cuatro de ellos estaban jugando en la calle y dos más estaban sentados en la banqueta cuando arribaron a pie los hombres armados y detonaron sus armas.

 

Cuatro continúan en estado crítico

Información proporcionada por las autoridades señaló que cuatro de los niños aún están en los quirófanos atendido por médicos.

Sobre el atentado, las autoridades mencionaron que la Agencia Estatal de Investigaciones está recabando datos sobre los propietarios del domicilio, donde vive la madre de uno de los menores heridos, que ya está prestando declaración ante las autoridades.

Los atacantes se dieron a la fuga y por el momento se desconoce la identidad de los perpetradores del ataque. Sin embargo las investigaciones continúan.

México vive una ola de violencia sin precedentes y registró 35.964 homicidios en 2018, una cifra nunca vista desde que empezaron los registros oficiales hace dos décadas.

Compartir.

Deje una respuesta