Muere joven que resultó quemado en ataque de sicarios

0

Mariana Leyva

FM105

 

Luego de 10 días de intensa lucha, la mañana de este viernes murió Christian Abel Luna, de 25 años, debido a las graves quemaduras sufridas cuando un grupo armado irrumpió e incendió un domicilio de la colonia Libertad, en Empalme, que ya había cobrado la vida de su sobrino Dyron Luna Viera, de solo 7 años de edad y que mantiene a una niña y a su madre hospitalizadas, además de un desaparecido.

 

Christian perdió la vida cuando seguía siendo atendido en el Hospital General del Estado, en la ciudad de Hermosillo, a donde había sido llevado bajo pronósticos reservados después de los crueles hechos registrados el martes 10 de septiembre.

 

El joven, que en su momento apoyó para sacar de la casa en llamas a sus sobrinos, presentaba el 60 por ciento de quemaduras en su cuerpo, que lo mantuvieron grave y que finalmente lo llevaron a perder la vida.

 

Debido a los mismos hechos violentos, el miércoles 11 de septiembre, aproximadamente a las 10:30 horas, falleció el niño Dyron, quien presentaba quemaduras en el 95 por ciento del cuerpo y era atendido en el Hospital Infantil del Estado, también en la ciudad de Hermosillo.

 

Su hermanita, Keily Cristal, de 2 años de edad,  también sufrió graves quemaduras de segundo grado en el 65 por ciento de su cuerpo y es atendida en un el Hospital Shriners, en Sacramento, California.

 

Víctima del ataque de un grupo de sicarios, también resultó lesionada la madre de los menores, de nombre Perla Verónica, de 31 años de edad, quien sigue siendo atendida en la capital del estado, mientras que de José de Jesús Luna, alias El Pelón, de 32 años, nada se sabe, desde que recibió varios impactos de bala y fue sacado de la casa por el grupo armado.

 

Como se informó, los brutales hechos se registraron alrededor de las 19:00 horas del martes 10 del presente mes, en el domicilio del bulevar 16 de Septiembre y calle 20, en la colonia Libertad, cuando un grupo de sicarios irrumpió en la casa para llevarse a  José de Jesús.

 

Posteriormente, los sicarios rociaron con gasolina a Christian Abel Luna, hermano del ‘levantado’, a su esposa Perla Verónica, así como a los niños Dayron y Keily, para luego prenderles fuego.

 

Compartir.

Deje una respuesta