Celebra María José 13 años como solista

0

La cantante presentará este sábado su concierto “Conexión” en el Auditorio Nacional

En más de diez años como solista, María José, o “La Josa” como el público la llama, ha llenado siete veces el Auditorio Nacional, con un aforo de diez mil personas.

El octavo show en este recinto, que también es sold out, será este día para presentar su más reciente material en vivo, titulado “Conexión”.

“A lo largo de mi carrera, ahora que estoy celebrando estos 13 años como solista, con este disco “Conexión”, la gente me ha tomado como alguien que tal vez lleva una bandera, que tal vez las pueda defender (sic) y hablar por todas, y todos, inclusive; que defiende al género cien por ciento. ¡Eso está padre!”, expresó María José en entrevista.

Con temas como “Un nuevo amor”, “Hábito de ti”, “Lo que tenías conmigo”, “Adelante corazón”, “La ocasión para amarnos” y “No soy una señora”, entre otras, “Conexión” recopila los temas más populares en la voz de “La Josa”, desde covers hasta temas inéditos, con ritmos como la balada romántica, el rock pop y el urbano.

“El disco tiene 17 canciones y cuatro duetos, con Yuri, Carlos Rivera, Ha*Ash y Vanesa Martin, con quien hice el primer sencillo, Hábito de ti, además de cinco temas inéditos, dos nuevos covers y diez canciones que he tenido en mi carrera como solista. La gira no ha parado con el teatro, así que hago de todo: mamá, cantante y teatrera”, afirmó.

Y en efecto, María José combina su labor sobre los escenarios con su papel de mamá de Valeria, quien nació en 2014. Es así que se siente con una madurez y humildad que conserva ante su público.

“Ser mamá absolutamente te cambia la vida. Ahora la visión con la que veo la vida ha cambiado drásticamente. Me gusta esa madurez y humildad, porque un día estás en el escenario y al otro, en el súper comprando cilantro. No he perdido eso, no me gustaría hacerlo.

“Me gusta ser una persona normal, común y corriente, que va a la gimnasia y al ballet con su hija, que tiene un trabajo extraordinario –aunque creo que el más extraordinario es el de los médicos–. Hay muchos trabajos más aplaudibles, que no están a la luz pública, pero a mí me toca estar abajo del reflector. Sin embargo, me gusta bajarme, ser yo, estar desmaquillada y estar con mis amigas en tenis y chanclas, ser normal, ser María José”, concluyó.

Compartir.

Deje una respuesta