Hablando Franco

0

Imperdonable acostumbrarse a la violencia, hay que denunciarla

 

Como sabemos, en los últimos meses se han incrementado los hechos violentos, no solo en Hermosillo, sino en el resto del estado y por supuesto en el país, en donde se ha impuesto récord, lo que no queremos que suceda en esta capital ni en Sonora, de ahí los constantes llamados a la autoridad federal, que es la responsable de combatir a la delincuencia organizada.

Pero también en este lapso las autoridades han hecho llamados a la sociedad a que no nos acostumbremos a la violencia, a que se denuncien actividades ilícitas a fin de atacar a los responsables antes de que incurran en este tipo de ilícitos.

Sin embargo, al parecer ya nos acostumbramos a este tipo de delitos, tal y como lo atestiguamos este martes, cuando nos tocó acudir a un domicilio de la colonia Solidaridad en donde fue acribillado uno de sus moradores, quien al parecer era drogadicto “pero era buena persona”, dijeron los vecinos, aunque admitieron que lo visitaba gente “como él”.

Es decir, los vecinos veían normal que el joven se drogara junto con sus amigos y que tal vez realizara alguna actividad ilícita, y por supuesto no lo reportaron “porque era tranquilo”.

Pero además, al estar en el sitio de la tragedia, observamos a los vecinos de casas cercanas con el estéreo a todo volumen, otros ocupados en sus cosas, como si no hubiesen quitado la vida a alguien que conocían, es decir, como si todo fuese normal.

Y no, a eso de ninguna manera nos debemos de acostumbrar ni perder la sensibilidad de rechazar cualquier acto que atente contra la vida de una persona y sobre todo que arrebate la tranquilidad de nuestro entorno, porque entonces los delincuentes ganarán la batalla que a diario enfrentamos quienes inculcamos valores a nuestros hijos para que denuncien y no se sumen a la ola de indiferencia que al parecer va ganando terreno.

Además, es importante que la autoridad ofrezca cifras reales “sin maquillaje” porque afirmaciones ligeras como las del comisario general de Seguridad Pública, Gilberto Landeros, de que han disminuido los hechos violentos en esta capital, pocos las creen.

 

Pone Dolores del Río “dedo en la llaga” con Ley de Movilidad

 

Tiene toda la razón la diputada María Dolores del Río al proponer una Ley de Movilidad para todas las personas, no solo lo referente al transporte público o vehículos, sino que incluya a peatones, ciclistas y personas con discapacidad, porque actualmente solo se privilegia a los automovilistas.

En esta ciudad, en todas colonias vemos como los peatones poco a poco pierden el derecho a transitar por banquetas seguras y ni qué decir de los ciclistas o motociclistas, ya que la mayoría de los automovilistas y transportistas no respetan las ciclovías ni las “cebras” para el cruce de peatones.

Pero también se enfrenta el problema de falta de estacionamiento en empresas, comercios o cualquier lugar de servicio, que sin el menor problema ha destrozado banquetas para colocar estacionamiento “hechizos”, poniendo en riesgo al peatón que tiene que transitar por en medio de la calle.

Claro que también hay vecinos que invaden las banquetas con sus automóviles, sin importar afectar a terceros y esto lo vemos en todas las colonias, sin importar si están en el centro o en la periferia.

Y tal y como lo menciona la diputada es urgente contar con una Ley de Movilidad que garanticen las reglas, lineamientos y reglamentos para todas las personas, sin distingo, ya que es un derecho humano contar con ello.

Aquí también se debe de tomar en cuenta, no solo el estado de las banquetas y la invasión de éstas por los automovilistas, sino las condiciones de las calles, por las que no pueden circular ni peatones, ni automovilistas, mucho menos personas invidentes o que utilizan silla de ruedas para desplazarse, porque son un riesgo total debido a los incontables hoyancos.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta