Muere niño Dayron, víctima del ataque de sicarios

0

Miguel García Pérez

FM105

 

Al no superar las quemaduras de tercer grado en el 95 por ciento de su cuerpo, Dayron, de tan solo 7 años de edad, falleció la mañana de este miércoles cuando era atendido en la ciudad de Hermosillo, a donde fue trasladado después de los crueles hechos, cuando un grupo de sicarios quemaron un domicilio de la colonia Libertad, en Empalme, con cuatro personas en su interior.

 

Dayron fue trasladado en ambulancia al Hospital Infantil del Estado, aproximadamente a las 22:30 horas del martes, con quemaduras de tercer grado en la mayor parte de su cuerpo y era reportado sumamente grave.

 

Médicos y personal de enfermería del Hospital Infantil trataban de estabilizar al menor, quien desafortunadamente falleció alrededor de las 10:30 horas de este miércoles, al no soportar las graves lesiones.

 

Su hermanita, Keily Cristal, de 2 años de edad,  está siendo atendida en el mismo nosocomio en la ciudad de Hermosillo, al registrar quemaduras de segundo grado en un 65 por ciento de su cuerpo y hasta el momento es reportada como estable, y sería trasladada a un hospital especializado en Estados Unidos, probablemente este mismo miércoles.

 

Víctimas del ataque de un grupo de sicarios, también resultó lesionada la madre de los menores, de nombre Perla Verónica, de 31 años de edad y Christian Abel, de 25 años, ambos reportados con quemaduras en el 60 por ciento del cuerpo.

 

Como se informó, los brutales hechos se registraron alrededor de las 19:00 horas del martes en Empalme, cuando un grupo de sicarios irrumpió en un domicilio de la colonia Libertad, para ‘levantar’ a quien fue identificado como José de Jesús, alias El Pelón, de 23 años de edad, y quemar la casa, con la mujer, un joven y los dos menores en su interior.

 

Los brutales hechos ocurrieron en el domicilio del bulevar 16 de Septiembre y calle 20, en la colonia Libertad, hasta donde llegaron varios hombres armados y entraron para llevarse a la fuerza al de nombre José de Jesús y posteriormente rociaron la casa de gasolina para luego incendiarla.

Compartir.

Deje una respuesta