Hablando Franco

0

 

 Impactante acto de barbarie en Empalme al incinerar a familia 

Prácticamente sin palabras nos quedamos ante el acto de barbarie cometido en contra de una familia de Empalme, por un grupo de sicarios que tras privar de la libertad al jefe de familia, le prendieron fuego a la vivienda con la esposa y dos hijos del hombre, así como un joven de 25 años, quienes resultaron con quemaduras graves, que en el caso del pequeño le causaron la muerte.

Dayron, tenía siete años, era un niño estudioso, responsable, simpático, así lo recordaron en su escuela, en donde mostraron su pesar por su repentina y dolorosa muerte tras sufrir quemaduras en el 95 por ciento de su cuerpecito.

En las imágenes tomadas de las redes sociales del pequeño se le ve abrazado con su padre, con su hermanita Kaily Cristal, quien sufrió quemaduras en el 65 por ciento de su cuerpo y será atendida en el Hospital Shriner´s de Sacramento, California. En todas las imágenes se le observa sonriente, feliz, sin imaginar el trágico final que le deparaba el destino.

Y más allá de que si el padre realizaba o no actividades ilícitas, no es posible ver este tipo de barbarie y quedarse impávido.

Urge que todos y cada uno de los directamente involucrados asuman su responsabilidad y sobre todo, que las autoridades federales que tienen la obligación de atacar la delincuencia organizada la enfrenten con efectividad, que del discurso ya pasen a la acción y que ésta sea contundente.

Ayer todos los integrantes de la Mesa de Coordinación por la Justicia y la Paz, entre ellos personal de la Armada, Sedena, Guardia Nacional, así como el Secretario de Seguridad Pública, David Anaya, aseguraron que desde la noche del martes, cuando ocurrieron los hechos, iniciaron las indagatorias y están en la búsqueda de los responsables.

Justamente horas antes del ataque, en entrevista la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, externaba su consternación ante los hechos en donde dos padres de familia fueron detenidos la semana anterior al intoxicarse sus hijos de uno y tres años al ingerir crystal y llamaba a frenar la descomposición social desde la familia.

Y en eso tiene razón, de nada servirán las acciones de las autoridades, si en nuestro hogar no se refuerzan los valores para lograr que los niños puedan decir no al uso de drogas y a contactar a quienes se dedican a actividades ilícitas… Esta es labor de todos.

 

Propone la CNTE impartir clases de “desobediencia y resistencia social”

 

Como si el horno estuviera para bollos y no tuviéramos suficientes con la gran cantidad de niños y jóvenes apáticos, desobedientes, en pocas palabras malcriados, como decían las abuelas, ahora la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que lo de “trabajadores” está dudoso, pero bueno, propusieron al presidente Andrés Manuel López Obrador enseñar en escuelas públicas “lucha social, desobediencia y resistencia”.

En el llamado proyecto de educación alternativa se señala que los alumnos “Deben comenzar por desobedecer y resistir a las imposiciones institucionales, culturales y consumistas como primeras acciones contra hegemónicas”.

Creo, sin ser experta, que el niño y el joven es naturalmente curioso, retadores, críticos, impulsivos o “atrabancados” como decimos en esta región, porque es la naturaleza, y no veo que haya necesidad de “enseñarles”, si acaso, guiarlos y mantener ese ímpetu y ansias por aprender, sin que se pretenda “adoctrinarlos” sobre todo en edades tempranas.

Como sabemos, la CNTE, opera principalmente en Michoacán, Oaxaca y Chiapas, donde ha recurrido al bloqueo de carreteras, vías férreas y oficinas, así como a plantones, paros, marchas y hasta quema de vehículos para exigir la atención a sus demandas y si eso es lo que pretenden “enseñar”, pues ya sabrá donde terminaremos como sociedad.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta