Piden vigilancia en la colonia Balderrama

0

Los vecinos también urgen el arreglo de las calles en las que abundan los baches

Vecinos de la colonia Balderrama, una de las más grandes y emblemáticas de la ciudad, luchan contra la indiferencia de las autoridades ante una abundante inseguridad y el deterioro de su entorno debido a las pésimas condiciones de sus calles y la pérdida de la tranquilidad, ante la “invasión” de empresas, talleres y otros comercios.

De ser una colonia 100 por ciento habitacional, ahora la Balderrama, cuenta con calles como De la Reforma, Monteverde, José María Mendoza, Guadalupe Victoria, García Aburto, General Piña, José S. Healy, Reyes, José Carmelo, 12 de Octubre y otras, repletas de comercios.

De tal manera, que los habitantes, muchos de la tercera edad, han visto como su tranquilidad se ha visto interrumpida y ahora sufren por los estruendos de los talleres, la gran cantidad de vehículos que invade sus espacios, por lo que quedan confinados al interior de sus casas.

“Ya no se puede salir a sentarse en el porche”, dijo doña Manuela, quien señaló que ni puede platicar con sus vecinas, porque  evitan salir.

“Con decirle, ni podemos barrer el frente, siempre hay un carro que se estaciona, se va uno, llega otro y total, ahí está el cochinero”, dijo la señora de la tercera edad.

 

Abundan indigentes

 

La cercanía de un enorme mercado abandonado que abarca desde la calle José María Mendoza a la Alberto Gutiérrez, de norte a sur y de la calle Ignacio Romero a la De la Reforma, de poniente a oriente, es un dolor de cabeza para los residentes, ya que ahí se concentran gran cantidad de indigentes.

El lugar está lleno de maleza, basura, hasta un sillón destrozado se encuentra en la calle y “ni a quien reclamarle”, lamentaron algunas personas que habitan en sitios cercanos, quienes tienen que pasar por ese sitio.

Para colmo, el lugar está en contra esquina con la escuela Secundaria General número cuatro, “yo creo que los niños y niñas están en riesgo” dijo una de las personas entrevistadas.

“Por suerte no ha pasado nada malo, pero hay mucho borrachito, enfermo mental o drogadicto y puede ocurrir una tragedia”, dijo otro de los entrevistados refiriéndose al paso de estudiantes de Secundaria y del Colegio de Bachilleres que está en la calle De la Reforma y Luis Orcí, por lo que por el sitio también pasan jóvenes de ese nivel educativo.

“Ya viene el tiempo cuando oscurece más temprano y amanece más tarde, ahí pasan las muchachas arriesgándose, aunque ahorita el peligro es también para los niños, sería bueno que hubiera una patrulla recorriendo el lugar de perdida en las horas de entrada y salida de los jóvenes”, insistió.

 

Graves problemas de tráfico

 

En la colonia Balderrama, hay además de escuelas, una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social y un supermercado, instalados uno frente al otro, por lo que los embotellamientos están a la orden del día.

Aquí con el supermercado ya teníamos suficientes problemas, dijo uno de los vecinos, pero hace unos años abrieron el Segurito y ya de plano se perdió toda tranquilidad.

La gente cierra las cocheras, invade banquetas, hasta hacen sus necesidades frente a las puertas, no hay quien ponga orden, y si uno les llama la atención hasta nos quieren golpear, dijo otro de los residentes del sector.

A eso súmele a los indigentes que vienen por lo que desecha el supermercado, más la fauna nociva que se genera por la gran cantidad de basura que dejan en los contenedores y tenemos un grave problema, incluso, hay quienes han preferido vender a permanecer aquí.

También los habitantes refieren que por las calles como José Carmelo, De la Reforma, Monteverde, General Piña y otras con gran cantidad de tráfico, nadie respeta los límites de velocidad, por lo que es un reto poder cruzarlas, sobre todo para quienes son adultos mayores.

 

Grave falta de pavimentación

 

La colonia Balderrama es un contraste con calles amplias y relativamente en buen estado, que son las que forman pares viales, pero también están las que son sumamente estrechas, con graves problemas en el pavimento, lo que hace más difícil la circulación.

Sobre la calle 14 de Abril casi llegando a la Othón Almada están unos enormes hoyancos, y aunque se han hecho reportes nadie  ha acudido a repararlos.

 

Robos, grafiti, asaltos

 

En este asentamiento los asaltos a peatones, principalmente jóvenes estudiantes, así como el robo de accesorios de automóviles y el grafiti son los más reportados, sin embargo, la presencia policiaca es escasa.

Hay mucha gente que pasa por aquí, no sabemos de dónde viene, qué anda haciendo, hay mucho merodeador, y las patrullas casi no pasan, estamos expuestos a que cualquiera se meta –a las casas- y nos haga daño, dijo Clara, una mujer de la tercera edad.

Ante ello, pidieron que las autoridades municipales y estatales tomen en cuenta sus necesidades y vuelvan los ojos a la colonia que está abandonada y sus habitantes se sienten en el desamparo total.

Compartir.

Deje una respuesta