Hablando Franco

0

 

Relaciona David Anaya el Cefereso con repunte en la violencia 

Recuerdo que hace unos años, en el sexenio de Guillermo Padrés Elías, cuando se puso en operación el Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número once, en esta capital, mucho se dijo que éste traería un crecimiento en la delincuencia y así fue.

En aquél entonces comentábamos que el contar con reclusos de alta peligrosidad, atraería a su familia y a sus cómplices a esta capital para estar cerca de ellos y no dudábamos que podrían trasladar sus actividades delictivas a esta zona… Lamentablemente, el tiempo nos dio la razón.

Y justamente, el Secretario de Seguridad Pública, David Anaya Cooley, coincidió en señalar que tanto él como la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, están en desacuerdo con la operación de un penal federal de alta seguridad en esta capital.

Concretamente, en torno al caso del traslado de Rubén Oseguera González “El Menchito”, hijo del cabecilla del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), manifestó su inconformidad con contar con este tipo de delincuentes, aunque aclaró que en este caso en particular, su estadía será de solo unos cuantos días, ya que va rumbo a Estados Unidos, tras autorizarse su extradición.

Por cierto, El Menchito llegó fuertemente custodiado por cielo y tierra a las instalaciones del penal federal local, lo que nos indica la peligrosidad y el riesgo que representa un personaje de ese nivel, cuya extradición se aceleró ante los rumores de fuga.

Cabe señalar que tenemos entendido que en el país, solo de tres penales federales se realizan extradiciones y el de Hermosillo es uno de ellos ¡dudoso honor!

 

En el ayuntamiento resulta tan malo el pinto como el colorado

 

Dice el refrán “cae más rápido un hablador que un cojo” y aunque a lo largo de los años hemos comprobado más de una vez la sabiduría de ese dicho, este domingo lo corroboramos una vez más en un recorrido matutino por el norponiente de la ciudad.

Desde siempre, la oposición al gobierno en turno cuestiona todas y cada una de las obras de la autoridad, invariablemente, cuando llega al poder se queja de sus antecesores y los responsabiliza de todos los males del mundo, sin embargo, rápidamente incurren en los mismos errores u omisiones que tanto criticaron.

Como ejemplo les diré, la semana anterior dábamos cuenta de las pésimas condiciones del cruce entre la calle Mazatán y el bulevar Solidaridad, en donde en el cuerpo del lado poniente del Solidaridad había enormes hoyancos que incluso causaron choques por alcance, porque era una odisea circular por ese tramo.

El martes, se anunció que se invertirían alrededor de 15 millones de pesos en un intenso programa de bacheo y el miércoles a medio día vimos que ese tramo ya había sido reparado para tranquilidad y satisfacción de todos los que transitamos por ese sitio.

Sin embargo, el gozo nos duró unos cuantos días, ya que la mañana de este domingo, tras las recientes lluvias, de nuevo aparecieron los enormes hoyancos, lo que nos indica que todas las autoridades, sin importar el color, compran los materiales de pésima calidad o sus trabajadores los engañan y no hacen bien el trabajo.

Supongo que la alcaldesa Celida López Cárdenas exigirá a la empresa que les entregó esos pésimos materiales y a quien realizó el trabajo, que lo reparen de inmediato y sin costo al erario municipal, porque alguna garantía deben de tener, pero que lastimoso es ver que es tan malo el pinto como el colorado, como reza otro conocido refrán.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta