Saturan compradores el Centro

0

Las compras de última hora de uniformes y útiles escolares por parte de padres de familia, pusieron “de cabeza” el Centro de la ciudad durante este fin de semana, debido al centenar de personas recorriendo tiendas y de automovilistas buscando estacionamiento, lo que también género un caos vial.
Como es costumbre, los hermosillenses se esperan hasta el último fin de semana previo a volver a clases para revisar los materiales que le hacen falta a los hijos para completar el paquete escolar, ya sea mochilas, lápices, cuadernos, calzado o el propio uniforme para preescolar, primaria o secundaria.
En ese sentido, desde el pasado viernes, las vialidades del primer cuadro de la ciudad, así como los comercios estuvieron abarrotados, sin dejar de lado la Feria Escolar que se instaló desde el pasado miércoles en el Jardín Juárez, donde mucha gente se precipita a cruzar las calles sin precaución para llegar rápido y buscar los artículos que se ofertan en ese espacio.
Los policías de tránsito que se ubicaban en algunas calles no fueron suficientes para vigilar el tránsito y las personas con niños de la mano que se cruzaban entre los carros de un lado a otro, exponiéndose a un accidente por las prisas.
Los comercios afiliados a la Canaco donde se hicieron entrega de uniformes escolares gratuitos también registraron largas filas de personas que acudieron a hacer el canje de vales por prendas escolares desde muy temprano, aprovechando las condiciones agradables del día para no pasar calores.
Gabriela, empleada de una tienda de ropa, comentó que ha sido numerosa la afluencia de personas que están realizando la compra de los que falta para que sus hijos inicien bien sus clases este lunes, ya sea la blusa o falda del uniforme, calcetas o pantalón escolar.
“Ha estado bien, ha habido mucha gente comprando las prendas escolares, el pantalón de secundaria es lo más se está vendiendo, también las blusas y faldas de primaria y secundaria”, expresó la vendedora.
Mucha gente viene y pregunta precios y se va, luego regresan a comprar, comparan precios en otras tiendas y así vienen muchos, pero ha estado bien, va bien la venta”, comentó un vendedor de la tienda Nueva Lagunilla.
Por su parte, algunos padres y madres de familia, dijeron que las compras de último momento son porque siempre les falta algún artículo antes de que los hijos entren a la escuela.
“A última hora se acuerdan los chamacos que necesitan algún material para sus clases o talleres, o los zapatos para la escuela y andamos los papás a las carreras para que lleven todo lo que ocupan, porque si les falta algo luego los andan regresando”, expresó Rubén Corona.
Vine a comprarle la blusa a la niña para la escuela, porque ya no quieren las que usaron el año anterior porque ya no le queda y también zapatos. Los chamacos pasan de año y quieren todo nuevo, hasta los uniformes cambiaron y es una batalla, era más fácil antes”, comentó también Alma Leticia Figueroa.

Compartir.

Deje una respuesta