Ejercicios para combatir la obesidad a pesar de tu genética

0

Por encima de la dieta y el ejercicio, la genética influye de forma considerable en tu peso, según afirma un estudio del años 2015 publicado en la revista Nature.

Es por ello que diversos especialistas insisten en combatir la obesidad con actividades que nos alejen del sedentarismo, independientemente de tu goce o fastidio hacia el gimnasio. De esta forma y tras analizar a 18 mil pacientes de entre 30 y 70 años, la Universidad de Taiwan descubrió cuáles son los ejercicios ideales que evitan el sobrepeso.

Ejercicios eficaces para combatir la obesidad

1. Jogging:

El reporte compartido en PLoS Genetics revela que practicar jogging (correr de forma pausada) es la mejor opción para luchar contra la obesidad. Aunados se encuentran:

2. Ciclismo de montaña

3. Senderismo:

Consiste en recorrer a pie rutas o senderos por el campo o la montaña.

4. Marcha atlética

5. Ciertas modalidades de baile

6. Yoga

Ejercicios como la yoga y el baile ayudan a combatir la obesidad

Todos estos siempre y cuando se realicen regularmente; es decir, por lo menos tres veces a la semana durante 30 minutos continuos. No así cuando se trata del ciclismo, estiramientos o la natación, pues son actividades que no combaten la genética.

“Con los estiramientos se consume menos energía y la natación estimula el apetito”,
WAN-YU LIN, PRINCIPAL INVESTIGADOR DEL ESTUDIO.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso causan alrededor de 2,8 millones de muertes al año en todo el mundo. En consecuencia, para estar seguros de los factores que más los generan, los investigadores tomaron en cuenta el IMC (índice de masa corporal).

Además, midieron el perímetro y relación entre la cintura y cadera de cada uno de los participantes, así como su porcentaje de grasa corporal Esto, porque explican que hasta ahora sólo se había examinado el IMC debido a que se trata de un dato de fácil calcular, no obstante, si únicamente se tiene en cuenta la altura y el peso, se desestima el porcentaje de grasa real que habita en el cuerpo.

Fuente: SDP noticias

Compartir.

Deje una respuesta