Impera inseguridad en la San Luis

0

Los residentes se sienten atrapados en sus propias casas ya que no pueden salir por temor a ser atracados

Es innegable que a lo largo de los años se ha transformado la colonia San Luis, la cual se inició como una invasión y desde hace casi dos décadas empezó a regularizarse, por lo que actualmente, una de las principales demandas como era la pavimentación, se ha convertido en una realidad, sin embargo, la que sigue pendiente es la de lograr tener un entorno seguro.

Durante un recorrido efectuado por Entorno Informativo por este asentamiento del oriente de la ciudad, los residentes, quienes tienen años asentados en el sitio, recordaron sus difíciles inicios, cuando aguantaron la falta de agua, de electricidad y drenaje, problemática que a la fecha prácticamente se ha solucionado en casi la totalidad de la colonia.

“Todavía hay gente de ´arriba´ -de los cerros-, que tienen problemas con el agua y el drenaje, pero la mayoría ya no batallamos”, dijo don Luis.

“También hace unos años se logró la pavimentación de la colonia, en las administraciones del Cano -Alejandro López Caballero- y del Borrego – Ernesto Gándara Camou”, relató el vecino, quien fue uno de los primeros residentes junto a su familia.

Sin embargo, “aunque hemos tenido avances en unos aspectos, en otros, seguimos igual o peor, porque la inseguridad está ´canija´, no se puede sentar uno un rato en la calle, cuando llega algún malviviente a molestar”, dijo Carmen

 

Predomina inseguridad

 

Los entrevistados durante el recorrido manifestaron que la principal problemática es la inseguridad, lo cual es resultado de la venta de drogas en varios de los domicilios “hay mucho tirador”, dijeron a condición de que no se publicaran sus nombres.

“Mire, ahí –señalando una humilde casa- se llena de ´tiradores´ y malvivientes, pero también viene gente en buenos carros, se para un rato y se van”, señaló uno de los residentes.

Indicó que también es una lástima ver que llegan estudiantes, muchos todavía con el uniforme de secundaria y preparatoria “lo mismo vienen jóvenes que jovencitas y ahí se quedan mucho tiempo, no queremos ni imaginarnos lo que hacen con ellas” dijo una preocupada una abuela.

Sin embargo, los entrevistados reconocieron que no hacen reportes a los números de emergencia, porque incluso vienen patrullas y los agentes se bajan, platican con los malvivientes y se van sin hacerles nada “solo les cobran piso para alcahuetearles”, dijo una de las personas.

 

Los migrantes e indigentes

Otra de las problemáticas señaladas recurrentemente por los habitantes de ese sector, es que ya que la colonia está ubicada prácticamente por el recorrido que hace el tren y muchos de los “trampitas” se quedan y recorren las calles en busca de comida, agua o “que llevarse”, según lamentaron.

“Somos gente que estamos al día, no podemos alimentarlos o vestirlos a todos, ´se me parte el alma ver a mujeres con niños´, pero a veces no se puede hacer más”, dijo Marcela, al señalar que son muchas las personas que viajan “de trampa” en el tren, que acuden a pedir comida o algo que vestir.

En la colonia está una iglesia que tiene un comedor en la colonia La Victoria y hay gente que se confunde y viene aquí tocando puertas, preguntando dónde ayudan, pero no siempre está el padre o la gente, dijo otro de los habitantes.

 

Abundan asaltos

 

El que haya muchas personas adictas, así como el que sean vecinos de la colonia Café Combate y se ubiquen frente a las vías del tren, son factores para que abunden los asaltos a transeúntes y a comercios.

“En los abarrotes hay que estar ´muy listos´ porque de repente llegan y te ponen un cuchillo en el cuello, no hay más que entregar lo que tengas”, dijo el propietario de un comercio, que ha sufrido varios atracos.

“Aquí cerca hubo un caso hace tiempo de un comerciante que se defendió y “picó” a su asaltante, lamentablemente se fue al Cereso y el chavalo que robó se anduvo riendo de la familia”, refirió el entrevistado.

Señalaron que los delincuentes aprovechan los callejones para escapar y se suben a los cerros para ocultarse de la autoridad, por lo que casi nunca son aprehendidos.

Por ello, los entrevistados pidieron a las autoridades mayor presencia de las fuerzas del orden, tanto municipales y estatales, para que se logren tener un poco de paz.

 

Pide limpieza de predios

 

Durante el recorrido por el sector se observaron grandes cantidades maleza sobre todo en las aceras así como en lotes baldíos, los cuales, dijeron los vecinos, son criadero de moscos y otro tipo de fauna que pone en riesgo su salud.

Señalaron que han llamado en innumerables ocasiones a las autoridades municipales para reportar los baches y acumulamiento de basura, sin embargo, no son escuchados y el problema sigue creciendo.

Los vecinos de este asentamiento piden más vigilancia para que los niños puedan salir con tranquilidad a la calle, con tanto “tirador” y gente que viene “quien sabe de dónde”, preferimos quedarnos encerrados, lo cual no debe de ser, señalaron.

Compartir.

Deje una respuesta