Trasladan a «El Chapo» a la «Supermax»

0

En la prisión ADX Florence donde ahora está Joaquín Guzmán, también residen Ted Kaczynski, alias «Unabomber», Zacarias Moussaoui, Terry Nichols y Richard Reid, alias «Shoe Bomber»

Medios locales de Nueva York han informado que Joaquín «El Chapo» Guzmán fue trasladado ayer al penal de máxima seguridad donde cumplirá su condena.

Se trataría de «ADX Florence» en Colorado, la cárcel más segura del país y la única con la etiqueta»Supermax».

«El Chapo» habría sido trasladado en helicóptero hasta un hangar donde ya lo esperaba un avión.

Situada a unos 185 kilómetros al sur de Denver, la prisión ADX Florence es apodada como la «‘Alcatraz de las (Montañas) Rocosas» en honor a la célebre prisión de San Francisco, entre cuyos reclusos figuraron gánsters como Al Capone y George «Machine Gun» Kelly, o Robert Franklin Stroud, conocido como «El Hombre Pájaro» de Alcatraz.

Actualmente, ADX Florence aloja a 376 reclusos que pueden verse como el «quién es quién» de los criminales más notorios del país.

Está muy bien diseñada para su propósito, retener a los delincuentes más peligrosos del sistema penitenciario federal», dijo Martin Horn, profesor del John Jay College of Criminal Justice y excomisario del Departamento Correccional de la ciudad de Nueva York.

Entre ellos se encuentran Ted Kaczynski, alias «Unabomber», el conspirador de los atentados del 11 de septiembre, Zacarias Moussaoui; Terry Nichols, que perpetró el atentado con bomba de 1995 en Oklahoma, Richard Reid, alias «Shoe Bomber»; Dzhokhar Tsarnaev, que puso una bomba en la maratón de Boston; y Ramzi Yousef, uno de los participantes en el atentado de 1993 contra el World Trade Center de Nueva York.

Estos reclusos permanecen por lo general confinados durante 23 horas al día en celdas solitarias, cada una de ellas con una ventana estrecha de poco más de un metro de alto y en ángulo hacia arriba para que sólo se pueda ver el cielo.

Pueden ver la televisión en sus celdas y tener acceso a servicios religiosos, programas educativos y un almacén.

Sin embargo, se aplican restricciones especiales para garantizar que los reclusos no puedan ejercer influencia o lanzar amenazas más allá de los muros de la prisión. Los prisioneros no pueden moverse sin escolta y se realizan recuentos al menos seis veces al día.

Compartir.

Deje una respuesta