Muerte natural la causa del deceso de madre e hijo

0

Madre e hijo murieron por causas naturales, determinó personal del Laboratorio de Inteligencia Científica Forense de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, luego de realizar el procesamiento de la escena, el análisis de indicios y la autopsia a los dos cuerpos encontrados sin vida en la colonia Valle del Sol, en la ciudad de Hermosillo.

 

El pasado domingo 21 de julio se tuvo conocimiento del hallazgo de dos cuerpos en estado de descomposición en una casa habitación ubicada en la calle Bacatete, entre calles Sahuaripa y de las Américas, en la Colonia Valle del Sol.

 

Fue Óscar “N.” hijo y nieto de las dos víctimas, respectivamente, quien reportó el suceso al 911, luego de visitar a su padre y abuela, ya que tenía días de no tener noticias de ellos.

 

El joven expuso que al llegar al lugar percibió un olor fétido y abrió la puerta trasera de la casa y encontró a su padre en el piso de la sala cercano a la puerta y a su abuela, también tendida en el piso de la regadera del baño.

 

Luego de los análisis periciales y la autopsia de ley a los dos cuerpos, personal de la Fiscalía de Justicia de Sonora determinó como causa de fallecimiento de María del Carmen, de 94 años de edad, hemorragia cerebral por traumatismo cráneo encefálico severo, cabe mencionar que en su historial médico se registra que sufría de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y avanzado debilitamiento derivado de su senilidad.

 

En tanto que Óscar Joaquín, de 67 años de edad, falleció por choque hipovolémico, hemorragia pulmonar, posiblemente derivada de un sobre esfuerzo físico, ya que padecía de neumopatía crónica.  Los análisis arrojaron que madre e hijo tenían aproximadamente 4 días sin vida.

 

Conforme al procesamiento de la escena, se presume que el esfuerzo realizado al intentar auxiliar a su madre, quien habría caído dentro del baño, fue lo que detonó la muerte del hijo, ya que quiso ayudarla y al no poder hacerlo buscó salir a pedir ayuda, pues dejó sus huellas con manchas hemáticas en la perilla de la puerta de su casa, donde se desvaneció.

Compartir.

Deje una respuesta