Determinan muerte por asfixia

0

El fallecido fue identificado como Mario Alejandro, cuya muerte se pensó era derivada de una sobredosis pero la necropsia reveló otra causa

La persona del sexo masculino que fue localizada sin vida en un domicilio abandonado de la colonia Olivares el lunes 15 de julio, murió por asfixia, informó personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora.

El fallecido fue identificado como Mario Alejandro, cuya muerte se pensó era derivada de una sobredosis pero la necropsia reveló otra causa, destacaron.

“Los estudios periciales efectuados en los restos encontrados en un inmueble ubicado en la esquina de las calles José Carmelo y Guillermo Arreola establecieron que la persona falleció por asfixia”, mencionaron.

La necropsia indicó que el hombre murió a causa de obstrucción de orificios respiratorios, y no se le localizaron otros signos de violencia, añadieron.

 

Sobre el hallazgo

Fue al mediodía del lunes 15 de julio cuando se informó a las autoridades que en un inmueble abandonado, en el domicilio referido se encontraba el cadáver de un hombre.

Agentes policiacos constataron el reporte al hallar a Mario Alejandro tirado en el suelo, a quien a simple vista no se le apreciaban signos de violencia.

Durante el levantamiento del cuerpo se indicó que al parecer la persona había muerto por una sobredosis, o por causa natural, versión que fue descartada por la necropsia.

Un agente del Ministerio Público del Fuero Común especializado en homicidios, feminicidios y lesiones graves dolosas inició la integración de la averiguación previa.

Compartir.

Deje una respuesta