Siete cosas que debes evitar cuando estás molesta…¡La que se enoja pierde!

0

¿Te has fijado cómo reaccionas cuando estás molesta? Seguramente ni tú te aguantas, te peleas con medio mundo, todo te sale mal y no es para menos ya que cuando te dejas llevar por las emociones, en lugar de pensar las cosas con calma y analizar la situación, puedes dañar tu calidad de vida y la relación con los demás. Por ejemplo, hay cosas que debes evitar cuando estás molesto o enojado, ya que puede traer consecuencias serias a tu vida.

De acuerdo con diferentes científicos y especialistas en el tema, mantener una discusión no sólo altera tu estado de ánimo, también impacta en tu capacidad de hacer tus actividades.

Por eso es que cuando te enojas, gente cercana a ti te recomienda calmarte, respirar y contar hasta 10 (pero siendo honesta, pocas veces lo hacemos) y por eso los problemas posteriores no se hacen esperar.

Para que disfrutes la vida y los enojos no traigan consecuencias a tu vida, la ciencia te revela 7 cosas que no debes hacer cuando estás molesta:

1. No te duermas enojada. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Neuroscience, ir a dormir de mal humor preserva las emociones negativas, por lo que se consolidan ese tipo de sentimientos.

2. Evita conducir. Si estás de malas, opta por tomar transporte público, ya que conducir tú mismo puede ser muy peligroso para ti y todos los que te rodean. Los conductores enojados toman más riesgos y tienen más accidentes, señala David Narang, psicólogo clínico en Santa Monica, California.

3. No comas. Muchas personas para calmar la ira buscan alimentos, pero esto puede ser contraproducente al elegir alimentos poco saludables, los cuales impactan en tu peso o pueden ocasionarte estreñimiento o diarrea.

4. Seguir discutiendo. Cuando mantienes la discusión puedes decir muchas cosas de las que puedes arrepentirte después. No solo hieres a los demás, sino a ti mismo, según Christine M. Allen, psicólogo y entrenador de Syracuse, Nueva York.

5. No lo publiques en Facebook. Cuando estás enojado puedes transmitir tus emociones a amigos y familiares, los cuales pueden emitir comentarios de apoyo o en contra, así que lo más sano es que lo mantengas al margen.

6. Evita escribir correos electrónicos. Cuando envías algún texto ya no lo puedes recuperar o borrar, así que piensa bien las cosas antes de redactar algún documento. Lo que sí puedes hacer es anotar en una hoja en blanco tus emociones para liberarte de ellas, pero sin enviarlas a ningún lugar.

7. No bebas. Cuando bebes una copa de alcohol para calmarte sólo harás que tu sentimiento de ira o enojo tome más fuerza, porque éste elimina el control de tus impulsos.

Además, piensa en tu salud, cuando te enojas el riesgo de un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular aumenta en las dos horas siguientes, revela un estudio publicado en el European Heart Journal.

Cuando estamos en un estado de frustración y enfado, pasa algo, según la autora, llamado agresión desplazada, se presenta cuando nos quedamos callados del suceso que nos alteró y lo descargamos (el famoso desquite) con otra persona que no tiene la culpa.

Es importante señalar, que no todos actúan de manera agresiva, algunos discuten el hecho causante de la molestia y no muestran hostilidad alguna.

En el caso de suprimir el enojo conscientemente, la sicoterapeuta comenta que se lleva a cabo cuando el sujeto, con un estrés elevado, es consciente de que inhibirá aquel sentimiento, justamente lo contrario a reprimirlo, lo cual, es un proceso que no se recomienda, pues aquel enfado podría causar problemas nerviosos o contrariedades con los que te rodean.

Evita conflictos y controla tu enojo

María Magdalena Egozcue, autora del libro Primeros auxilios psicológicos, explica que hay dos formas en las que el enfado tiende a presentarse: para resolver o para destruir y con las que se reacciona de cuatro maneras distintas cuando hay un gran nivel de estrés:

Expresión del coraje
Suprimirlo conscientemente
Reprimirlo inconscientemente
Reflexionar serenamente

Cuando expresamos nuestro coraje, es cuando se presentan las circunstancias de agresión verbal o física a la persona que nos ofendió, por lo regular también le “negamos o retiramos” algún beneficio o en algunos casos, lo que se traduce en nuestra venganza.

Lo más importante en una situación de estrés, en específico cuando nos encontramos en algún embotellamiento vial, es recobrar nuevamente el equilibrio emocional, lo cual nos ayudará a encontrar soluciones a corto y largo plazo del problema, además de corregir las injusticias y planear medidas preventivas que podamos aplicar en el futuro.

Para lograr el equilibrio, te dejamos los siguientes tips:

Antes de actuar a nuestro beneficio, es necesario hacernos preguntas como: ¿En realidad estoy enojado?, ¿Con quién estoy enojado?, ¿Qué gano con reaccionar agresivamente?

Hablar directamente con la persona causante del enojo sin ser hostil. La mayoría de ocasiones, al ir en el tráfico nos hacemos de palabras con alguno que quiso rebasar o que golpeó tu coche de manera arribista y nos molesta, sólo nos dirigimos a él o ella sin pensar que puede estar en la mismo dilema que nosotros, y comenzamos a gritar u ofender, lo cual sólo causa que incremente el estrés y que, posiblemente, llegue a la agresión.

Si estamos en un caso de alteración extrema, un tip importante es hablar con alguna persona que no esté involucrada. Si tenemos una cita muy importante, es recomendable ponernos en contacto con la persona, explicarle la situación y acordar una solución, ya sea recorrerla de horario o, en caso extremo, cancelarla.

Pongámonos en el lugar de la otra persona. Si tenemos un altercado con otro conductor, seamos empáticos y tratemos de asumir la responsabilidad que nos toca.

De esta manera, para controlar la ira y el enojo puedes practicar terapias alternativas como el yoga o meditación. También es muy útil alejarte de la situación para analizar todo lo sucedido y encontrar una solución eficaz.

Fuente: Salud 180

 

Compartir.

Deje una respuesta