Estudiantes del CCH Oriente crean popotes biodegradables hechos con cáscara de mango

0

Un par de estudiantes del CCH Oriente de la UNAM crearon un popote con un bioplástico hecho con cáscaras de mango para sustituir a los hechos de plástico, una opción biodegradable para el momento en que entre en vigor la Ley de Residuos Sólidos en el año 2020, que prohibirá el uso de bolsas de plástico, desechables de unicel y popotes.

Una opción ecológica y económica

Itzel Paniagua y Alondra López ingresaron al Club de Química del CCH Oriente para desarrollar un proyecto de ayuda al medio ambiente y por ende, a los animales.

“Primero inicio en la clase, con la unidad de los polímeros, después surgió el vídeo la tortuga y fue donde dijimos: ‘el planeta esta muy afectado por la contaminación’. Una alternativa es el bioplástico y fue donde comenzó la investigación. Después de muchos meses nos dimos cuenta que el mango es una buena fruta”.
ALONDRA LÓPEZ

En entrevista con el noticiero En Punto, de Televisa, aseguraron que un popote hecho con cáscara de mango es igual de resistente que uno hecho con plástico, pero con muchas más ventajas.

“El plástico normal se degrada hasta en 100 años. Nuestro bioplástico es 100 natural, ya que el día que lo dejemos de utilizar o ya no nos sirva lo podemos enterrar o poner en agua y de todas maneras se va a degradar. De 4 a 6 meses tarda en degradarse. Esta también es una opción muy buena para la economía, ya que el costo de los popotes comerciales es aproximadamente de 1.66 pesos, mientras que este popote sale en .22 centavos”.
ITZEL PANIAGUA

También piensan desarrollar bolsas y otros artículos desachables
Tardaron un año en perfeccionar el bioplástico, apoyadas por sus profesores.

“Le dije a investigar, yo no les voy a hacer el trabajo, ustedes van a investigar todo, yo las voy a ir guiando. La química es muy noble y no es difícil”.
CECILIA ESPINOSA, PROFESORA DE QUÍMICA EN CCH ORIENTE

“Al inicio no sabíamos cómo se tenía que realizar. Intentamos con la cascara de mango seco y la verdad no nos quedo. Otra variante la intentamos poner al sol pero no se podía, entonces dijimos en el sol no, fue a temperatura ambiente”.
ALONDRA LÓPEZ

Una vez que entre en vigor la Ley de Residuos Sólidos, las estudiantes buscarán comercializarlo.

“La UNAM nos va apoyar para la patente. Nosotros vamos a continuar con el proyecto, para que se pueda llevar a la industria. Como nosotros nos especializamos más bien en los popotes, no descartamos hacer bolsas y desechables para que no contamine”.
ITZEL PANIAGUA

Fuente: SDP noticias

Compartir.

Deje una respuesta