Si es la primera vez que te haces manicure con gel, esto es lo que debes tomar en cuenta

0

El gel en las uñas lleva de moda tantos años que más que moda, ya es una forma más de tener tus uñas bonitas, sin embargo, no es cualquier cosa, pues tiene diferencias con el esmalte tradicional. Si es la primera vez que te haces manicure con gel, esto es lo que debes tomar en cuenta.

Llegué tarde a la moda del gel o gelish, como algunos le llaman, al ser una marca de este tipo de esmaltes. Fue hasta hace no más de 2 años, que decidí poner mis uñas lindas con él, no porque me diera miedo, sino porque mi concepto de manicure se había reducido a cortar mis uñas y mantenerlas limpias.

Sin embargo, debí temer un poco, pues, aunque me quedaron her-mo-sas, al momento de retirar el gel, no tanto. Por eso es importante destacar algunos aspectos si es la primera vez que te harás las uñas de gel.

El uso de lámparas UV, la gran diferencia con el esmalte

Aunque algunos afirman que al poner el gel se siguen los mismos pasos que con un esmaltado normal profesional, pues hay una capa base, color y top coat, la realidad es que lo que destaca a simple vista es el uso de lámparas con rayos UV para secar cada capa, lo que ha puesto en alerta a más de uno.

La razón es su posible relación con el cáncer de piel. En este sentido, ha habido varias posturas, desde quienes las consideran seguras por ser una “baja exposición”, hasta quienes aseguran que el problema es la acumulación del daño.

Al respecto, especialistas mexicanos coinciden en que los rayos ultravioleta que se utilizan en esta técnica, pueden detonar la formación de células cancerígenas, aunque claro, hay factores que te ponen en mayor riesgo.

Si bien el daño no es automático ni con el primer uso, al final no dejan de ser rayos UV, por lo tanto, es muy importante que estés consciente que el daño se va acumulando.

En ese sentido, lo mejor es seguir las recomendaciones, como colocarte bloqueador solar con FPS mayor a 30 en las manos, 30 minutos antes de ir al manicure. Asimismo, si sientes que al meter las manos te quema, mejor busca un lugar donde las lámparas sean de mejor calidad.

Quitarlo tiene su ciencia

Contrario a lo que pasa con el esmalte, debes tener cuidado al quitarlo, pues no saldrá con simple quitaesmalte. Tu primera opción es ir al salón donde te lo hicieron y pagar por que te lo retiren, la segunda es hacerlo en casa, el sitio Actitud Fem te dice cómo.

Lo que nunca debes hacer es quitar las capas de gel como si fueran calcomanías en tus uñas, pues corres el riesgo de romperlas y dañarlas… Aunque es muy probable que el daño esté hecho.

Tus uñas pueden no salir ilesas

Si bien no es una regla, es real que existimos personas más delicadas en todo lo referente a la piel, uñas, cabello… Si eres de mi equipo, entonces debes saber que corres el riesgo de que se dañen y no, no es sólo mi percepción.

De acuerdo a la Academia Estadounidense de Dermatología, éste podría ser uno de los riesgos del “gelish”: provocar que tus uñas se hagan más finas, pierdan brillo y se rompan con mayor facilidad. Asimismo, si de ahora en adelante únicamente usas gel, puedes no ver problemas relacionados con las uñas, como los hongos.

¡No todo está perdido!

Acepto que después de leer esto quizá te entró el miedo, sin embargo, tampoco se trata de privarte del gusto de lucir unas manos lindas más tiempo, hay cosas que puedes hacer para reducir el daño y prevenir riesgos. Además de usar bloqueador solar:

– Deja el gel para ocasiones especiales y combínalo con esmalte “normal”. Si lo piensas, también será un alivio para tu bolsillo.

– Rehidrata las cutículas y uñas para reducir las lesiones.

– Cada que te quiten el gel, revisa tus uñas en busca de lesiones.

No siempre lo que nos gusta es lo más benéfico para nuestra salud, sin embargo, si encontramos el equilibrio, es posible darnos nuestros gustos sin tener que causarle daño a nuestro cuerpo. Recuerda que, a pesar de que las uñas parezcan simple adorno, también pueden salir afectadas.

Asimismo, debes tomar en cuenta que las personas son diferentes, por lo tanto, es posible que alguien no sufra consecuencias y otros sí, aunque, siempre dependerá mucho la frecuencia con la que hagas las cosas y la visión a largo plazo, más que instantáneamente.

¿Sabías que el brillo de uñas sirve para más que tus uñas? Conoce para qué en el siguiente vídeo.

Fuente: Salud 180

Compartir.

Deje una respuesta