Hablando Franco

0

Derechohabientes del IMSS sufren a diario señalamientos de Martínez Cazares 

Comentaba en la entrega de este martes que un día antes había acudido a la clínica 37 del IMSS a un procedimiento y que tan solo en anotarme para el mismo, en el área de urgencias, tardé 40 minutos y esto es reflejo de lo que expuso en su carta de renuncia el hasta ayer titular del organismo, Germán Martínez Cázares.

La dimisión al importante cargo, la primera de un funcionario de alto nivel en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pone en evidencia lo que ha trascendido y que es la falta de recursos que impera en esa y otras instituciones que están prácticamente paralizadas y con ello, se deja de atender a los ciudadanos y en este caso, derechohabientes.

Pero el IMSS no es igual que la Secretaría de Relaciones Exteriores o la de Gobernación, sino que en éste se pone en jaque la salud y la vida de quienes acuden a demandar la atención médica.

Y como acertadamente lo señala Martínez Cázares, los pasillos están llenos de personas adoloridas que para colmo recibimos el maltrato de empleados a los que se les olvida que somos nosotros quienes les pagamos.

La falta de medicamentos es otro de los problemas que aqueja a esa y otras instituciones del sector de salud pública y hay pacientes que tienen que sufragar el costo de medicamentos de más de tres mil pesos, para poder seguir con vida, porque el IMSS no los surte desde febrero, según nos consta en el caso particular.

Y más allá de que comulguemos con el panista convertido a morenista, lo cierto es que el IMSS después de un periodo de relativa estabilidad, ha vuelto a la escasez de medicamento, maltrato al derechohabiente, retraso en consultas y procedimientos quirúrgicos, de imagenología y otros.

Esto nos hace temer cómo se agravará con el aumento de derechohabientes al incorporarse a trabajadoras domésticas y beneficiarios del seguro popular.

Ahora, lo más importante será conocer lo que tiene pensado hacer el presidente Andrés Manuel López Obrador ante la lista de necesidades y verdades expuestas por el ahora exfuncionario, muchas de las cuales también han sido señaladas por titulares y representantes de otras dependencias.

 

En una semana Isssteson y Unison llegaron a acuerdos… faltan los sindicatos

 

Pues apenas seis reuniones fueron suficientes para que el director del Isssteson, Pedro Ángel Contreras y el rector de la Universidad de Sonora (Unison), Enrique Velázquez llegaran a un acuerdo cuya minuta fue suscrita ayer ante el Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa, pero que ahora deberá “pasar la prueba” de la Junta Universitaria y de los sindicatos.

Y es algo que no debería de causar mayor polémica porque no tienen para dónde hacerse, ya que es más que obvio que la Unison, “por sus pantalones”, no cumplía con el debido pago de cuotas establecidas en la Ley del Isssteson, como lo que hacen el resto de los afiliados, lo que evidentemente es más que injusto y violatorio de la normatividad.

Creo que lo que tomó más tiempo fue establecer los montos a pagar en los próximos años para llegar a ponerse al corriente en 2022, esto es, la inequidad persistirá en los próximos años, aunque en menor medida y aun así, téngalo por seguro que los sindicalizados elevarán sus voces en contra.

Cabe señalar que muchos de los académicos están conscientes, desde hace tiempo, de que estaban incumpliendo con la normatividad y que el monto que destinaban a la jubilación era prácticamente nulo, pero como cualquier trabajador, lo que menos quieren es percibir menos ingresos y creen que la  jubilación está muy lejos, cuando los años “pasan volando” como dice el refrán y ahora están sufriendo las consecuencias.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta