Hablando Franco

0

Impacta suicidio de niño de once años en Ciudad Obregón

 

A principios de semana comentábamos el caso de menores de 10 a 15 años que han sido detectados en escuelas de nivel básico consumiendo o portando drogas, lo que nos debe de alertar como padres de familia y este jueves amanecimos con la tragedia de un niño de once años que se quitó la vida tras discutir con un familiar.

El hecho ocurrido en el municipio de Cajeme, consternó a todos los habitantes de ese convulsionado municipio, ya que es inexplicable cómo un niño toma esa fatal y definitiva decisión de acabar con su vida.

Realmente los padres de familia y por supuesto todo el núcleo familiar, pero también la sociedad en general, así como la autoridad, tenemos la enorme responsabilidad de velar por la integridad de los menores, que aun y cuando se escuche demagogo, son el futuro del país y quienes tomarán decisiones por los ahora jóvenes o que estamos en la medianía de la vida.

Ni siquiera podemos dimensionar el impacto y dolor que vive la familia de este prácticamente niño por una situación de este tipo, sin embargo, conocemos los casos de otras personas, sin importar la edad, que dejaron a familiares no solo con el dolor de la pérdida sino con la culpabilidad de no detectar a tiempo que pretendían quitarse la vida.

El secretario de Salud, Enrique Clausen ya sea personalmente o a través del director de Salud Mental, Juan Manuel Tong, seguramente estará pendiente de este caso y tal vez en coordinación con el Sistema DIF sea necesario implementar programas preventivos entre la niñez y juventud sonorense.

 

Desafiliación de Unison a Isssteson va en serio, advierten

 

Si usted creía que era “llamarada de petate” la problemática entre la Universidad de Sonora y el Isssteson, déjeme decirle que no es así, y la cosa va en serio a fin de que la institución cumpla con la Ley y aporte del 27 por ciento de las cuotas patronales y de trabajadores como lo hacen todos los afiliados, ya que de no hacerlo, en 60 días quedarían sin servicio.

Así como lo lee, de acuerdo con el titular del Isssteson, Pedro Ángel Contreras, una vez que la institución sea notificada del procedimiento, se dispondrá de 60 días para desafiliarlos y con ello los cinco mil trabajadores y unos 20 mil dependientes, quedarán sin el servicio.

¿Y todo por qué? Simple y sencillamente porque el actual rector, Enrique Velázquez, quien suscribió el convenio, no ha cumplido con la ley, tal vez por temerle a los sindicatos cuyos afiliados quieren recibir, pero no aportar.

Porque a Velázquez no se le puede atribuir inexperiencia, ya que estuvo en la vicerrectoría en la anterior administración de Heriberto Grijalva… Esto es, sabe muy bien como mover el abanico, según reza el refrán.

Es innegable que existen pensiones onerosas y abusivas por parte de exfuncionarios, nadie lo niega, e incluso el actual titular del Isssteson, lo reconoció en reuniones con reporteros y columnistas, sin embargo, contra ellas no se puede aplicar la jurisprudencia dictada por la Suprema Corte de Justicia, ya que la ley no es retroactiva.

Como sabemos apenas hace unas semanas que el máximo orden judicial determinó que quien pretenda jubilarse debe de pagar la parte  de cuotas que le corresponda y con base a ellas, se otorgará la pensión o jubilación.

Anteriormente y a la fecha las cuotas se cubrían sin tomar en cuenta compensaciones, bonos, etcétera, pero al jubilarse exigían recibir todos esos beneficios, lo cual es ilógico y abusivo, por lo que ahora solo recibirán la parte que les corresponda con base a sus aportaciones.

Por lo pronto, ayer el rector Velázquez Contreras salió de donde estaba y admitió que han pagado menos de lo que dice la Ley, pero también dijo que no tenían recursos para cubrir el “salto” de ocho a 27 por ciento, ya que dependen de subsidios federales y estatales, por lo que confió en que se logre llegar a un acuerdo.

Sin embargo, cualquiera que sea éste debe de tomar en cuenta que si los demás organismos afiliados al Isssteson están cumpliendo con la Ley, ellos también deben hacerlo.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta