Sancionan a dueño de tigres que atacaron a niña

0

El hombre fue requerido por no contar con las autorizaciones correspondientes para el manejo y el resguardo de los ejemplares

Julio Alfonso, el hombre mantenía en cautiverio tres tigres de bengala, una leona africana, un cocodrilo de pantano, así como un lémur y 23 tortugas del desierto, se hizo acreedor a una sanción de  238 mil ocho pesos emitida por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El hombre, al que le fueron asegurados los animales en octubre pasado después que un felino atacara a su propia hija, fue requerido por no contar con las autorizaciones correspondientes para el manejo y el resguardo de los ejemplares.

Mediante un comunicado la dependencia informó que multa por no contar con el Plan de manejo y el Registro como Predios o Instalaciones que Manejan la Vida Silvestre (PIMVS).

El reporte indica que los animales estaban en resguardo desde el mes de octubre de 2018, después del incidente en que uno de los felinos atacó a la menor de edad, (quien tenía siete años al momento del incidente).

Derivado del hecho los inspectores de la PROFEPA aseguraron tres tigres de bengala, una leona africana, un cocodrilo de pantano, así como un lémur y 23 tortugas del desierto, en un predio aledaño a la Carretera 26, en el sector surponiente de Hermosillo.

Los ejemplares fueron puestos en resguardo en el Centro Ecológico de Sonora (CES) desde el momento en que fueron asegurados.

 

Sobre las sanciones

El procedimiento administrativo se resolvió con una sanción de $18,628.60 por infracciones al artículo 122 de la Ley General de Vida Silvestre y sus fracciones VI, X y XXI, relativo al manejo de especies exóticas y su debida reglamentación.

Además se impuso una segunda sanción por $219,380.00 que cubrirán el importe de la manutención de los animales durante el tiempo de resguardo en el CES, la cual fue aplicada de acuerdo con el artículo 123 de la misma Ley General de Vida Silvestre, en su fracción VIII.

 

Le regresan los animales

Julio Alfonso tuvo que acreditar el plan de manejo y el registro como PIMVS, además de adecuar las instalaciones para resguardar a los felinos y reforzar la seguridad para evitar otro incidente en el domicilio.

Tras cumplir con los trámites necesarios le fueron entregados el cocodrilo y los cuatro grandes felinos el pasado 13 de abril, el lémur y las 23 tortugas fueron entregados un día antes.

Compartir.

Deje una respuesta