Inician católicos rituales de Semana Santa con Domingo de Ramos

0

El arzobispo Ruy Rendón Leal, realizó la bendición de la palmas que se repartieron entre los feligreses para conmemorar la pasión, muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo

Fieles a sus creencias y fe, cientos de hermosillenses acudieron ayer a las iglesias para testificar  la bendición de palmas del Domingo de Ramos para iniciar la Semana Santa, la cual para la iglesia católica es la más importante del año al recordarse la pasión, muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo.

El arzobispo de Hermosillo,  Ruy Rendón Leal, bendijo las palmas que serían repartidas entre las personas que acudieron a la Catedral de la Asunción de María, la cual es utilizada para elaborar cruces y colocarlas en diferentes espacios  visibles de las viviendas.

A partir del Domingo de Ramos se suman ocho días, hasta el Domingo de Resurrección, donde los católicos recuerdan los acontecimientos más importantes de la vida de Jesucristo, dijo el monseñor.

“El Domingo de Ramos recordamos como nuestro Señor entra a la ciudad de Jerusalén, todo el pueblo lo recibe, en la puerta de la ciudad, lo  aclaman como el rey, el hijo de David, el hijo del Salvador, y la gente en sus manos trae  palmas, ramas de árboles  y de esta manera  nuestro Señor entra a la ciudad, como un rey humilde montado en un burrito”, precisó.

Argumentó que las palmas se llevan a los hogares y si en el transcurso del año en la familia se presenta una situación difícil se debe recordar que Jesucristo pasó por situaciones también complicadas  y al final resucitó, “Las palmas simbolizan la victoria, el triunfo de nuestro Señor sobre la  muerte”.

 

Vivir Semana Santa con precaución

El arzobispo de Hermosillo exhortó a vivir la Semana Santa con la reflexión acerca del significado de estos días, tener mayor acercamiento con las personas, especialmente con la familia, y participar en las celebraciones religiosas  de la iglesia.

“Si salimos fuera, no perdamos de vista que cerca de donde andemos hay un templo donde se estarán llevando a cabo los oficios propios de la semana. Un templo donde podemos participar con devoción”, añadió.

Reconoció que estos días también son tomados como vacaciones por muchas familias, por lo que se deben aprovechar bien, porque el descanso y el entretenimiento forman parte de nuestras necesidades personales.

“Sin embargo, debemos aprender a descansar y divertirnos, evitando dañar nuestra vida y la de los demás. Hay que ser precavidos en nuestros traslados, si viajamos por carretera tomemos las medidas adecuadas para evitar contratamientos o accidentes y no dejar las casas solas porque los robos se han incrementado considerablemente”, puntualizó.

Compartir.

Deje una respuesta