Viven en la inmundicia vecinos de la Nueva Ilusión

0

Por: Dany Ortega

En condiciones por demás vulnerables se encuentran los residentes de este sector ubicado al surponiente de la ciudad

En condiciones infrahumanas, rodeados de aguas negras, basura, escombro, sin energía eléctrica, agua potable, drenaje ni vigilancia policiaca, sobreviven los vecinos de la invasión Nueva Ilusión.

Habitantes que cuentan con varios años residiendo en la zona habitacional ubicada al Surponiente de Hermosillo, manifestaron su preocupación por el entorno en que viven, puesto que han aportado dinero para que las autoridades municipales atienda las necesidades, pero hacen caso omiso.

Los caminos de acceso a la invasión son prácticamente intransitables, dado que están llenos de escombro,  zanjas y grandes charcos de aguas fétidas provenientes de sanitarios y lavaderos.

 

Urge agua, drenaje y trazado de calles

 

Durante el recorrido efectuado por Entorno Informativo, los colonos denunciaron que hace cuatro meses pagaron mil pesos a Agua de Hermosillo para la introducción del servicio de agua potable y drenaje, pero desde entonces no han vuelto a saber nada.

“Cada vecino puso mil pesos para comprar la tubería, Agua de Hermosillo la instaló pero nunca se pudo utilizar, de hecho compramos una cruceta y ellos mismos se la llevaron, y dijeron que se la habían robado los vándalos, entonces la tuvimos que volver a comprar, pero no se han reportado”, declaró Andrés Galván.

Mientras que otros entrevistados comentaron que semanalmente son abastecidos por agua, pero no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas, por lo que tienen que contratar pipas de 400 pesos.

El drenaje es otra necesidad que externaron los pobladores, ya que tienen que improvisar fosas sépticas que tienen que descargar regularmente, además de que al tirar agua, son víctimas del mosco transmisor del dengue.

Asimismo, señalaron que si bien la pavimentación hace mucha falta, es urgente el raspado de calles ya que no se puede transitar libremente por la acumulación de maleza, agua estancada, hoyos y desviaciones.

“En lo que llevamos viviendo en este lugar, solamente han raspado las calles en dos ocasiones, pero con las lluvias vuelven a quedar intransitables”, expresó María Preciado.

 

Sufren por falta de luz y alumbrado público

Aunque la mayoría de las viviendas cuentan con luz clandestina por medio de “diablitos”, con frecuencia falla y no pueden tener varios artículos conectados, por lo que solicitaron la introducción de este servicio.

“A todos los vecinos nos da miedo jalar luz de otras colonias, pero es una necesidad, por lo que no nos importaría pagar el recibo cada mes, ya que tememos a que suceda un incendio por tantos cables colgados”, expresó Diego Sánchez.

De igual forma, manifestaron que la carencia de alumbrado público se ha convertido en un detonante de la delincuencia.

“Después de las seis de la tarde no podemos ni salir a la tienda porque está completamente oscuro, además de que en cada esquina se juntan varios grupos de cholos que asaltan a las personas y se meten a robar en las casas, por lo tanto al llegar la noche nos encerramos con varios candados para que no nos roben lo poquito que tenemos”, indicó Margarita López.

Piden el servicio de recolección de basura

Por otra parte, los habitantes de la invasión Nueva Ilusión solicitaron con urgencia el servicio de recolección de basura, puesto que tienen que quemar sus desechos en la vía pública.

“Es una lata tener que quemar la basura o tirarla en las orillas de la invasión, porque es una peste muy grande, y según yo todos los ciudadanos tenemos el derecho de que nos recojan la basura”, dijo Jesús Corrales.

 

Temen contraer Rickettsia

Otra de las principales problemáticas que aqueja a los moradores de dicha sector, es el miedo de contraer Rickettsia, ya que tanto los perros callejeros como los de casa se encuentran llenos de garrapatas.

Ángela González expresó “no dejamos que los niños anden en las calles porque tenemos miedo de que les pique una garrapata, ya que un niño de diez años murió hace poco por esa situación, pero pues los adultos también estamos expuestos”.

Ante ello, exhortaron a las autoridades correspondientes a que se lleven a todos los perros que anden en la calle con garrapatas y multen a los dueños irresponsables.

Los vecinos de la invasión Nueva Ilusión señalaron que en período de campañas los políticos prometieron dignificar el asentamiento, sin embargo solamente quedó en “promesas”.

 

Compartir.

Deje una respuesta