Andy García defiende a ícono latino

0

El actor cubano, interpreta al mexicano Ricardo Montalbán en la cinta “My dinner with Hervé” donde se relata la vida de Hervé Villechaize, que encarnaba al personaje de Tatoo en una popular serie de los años 70 y 80

“A veces, los escritores quieren escribir sin conocer”, sentencia Andy García, del otro lado del teléfono.
El actor cubano, estrella de El Padrino III, Los Intocables y La Gran Estafa, se refiere a la manera en que la cinta My Dinner With Hervé, quería presentar a la leyenda mexicana Ricardo Montalbán.

Fallecido en 2009 a los 88 años, tras una longeva carrera que incluyó un Emmy y más de 170 créditos en cine y televisión, Montalbán lideró, de 1977 a 1984, la serie La Isla de la Fantasía.
Allí, el latin lover interpretaba al excéntrico multimillonario Sr. Roarke, dueño de una isla que la gente pagaba por visitar. El idílico lugar ofrecía la posibilidad a los visitantes de cumplir sus más anhelados sueños… aunque siempre con una lección de por medio.
Montalbán, quien en su papel siempre aparecía vestido de blanco, estaba acompañado por el actor Hervé Villechaize, intérprete de Tattoo, ese que gritaba: “El avión, el avión”, cuando un nuevo viajero se acercaba.
La excéntrica vida de Villechaize, considerado en su momento “El Enano Más Famoso del Mundo” y quien se suicidó en 1993, es el eje del largometraje de HBO My Dinner With Hervé, nominado a un Critics’ Choice Award.
Peter Dinklage (Game of Thrones) actúa como Hervé, quien también se hizo famoso como villano de El Hombre de la Pistola de Oro. García, por su parte, se pone en los zapatos de Montalbán.
“Fue un gran orgullo interpretarlo. Ricardo era una persona respetada en nuestra industria, con mucha dignidad, con mucha humanidad”. “No era una película sobre su vida, sino que aparecía en escenas dentro de otra historia. Pero cuando me ofrecieron participar no me gustaba cómo estaban presentando a Ricardo”, recuerda.
El cubano recuerda que, al leer el guión (de Sacha Gervasi, reconocido por la película Hitchcock, el Maestro del Suspenso), le dolió observar que se tomaba a la ligera el papel del mexicano, quien ya era una institución en la Meca del Cine gracias a la saga El Planeta de los Simios.
Le molestó, sobre todo, el hincapié que se hacía en que éste estaba celoso por la popularidad de Villechaize.
“Eso me pareció un error, porque no era la realidad. No estaban mostrando su respeto al arte, a su trabajo, a su profesionalismo como actor.
“Ricardo era una persona increíblemente digna y religiosa. Estaba tratando de ayudar y mantener la situación con ese programa de televisión para que no se destruyera. Eventualmente, las acciones de Hervé no permitieron que eso siguiera de una manera positiva”.
García hizo saber su descontento a Gervasi y tuvo injerencia creativa en el final de la producción. Dio la cara por quien le parece un mito de la actuación latina.
“El director me dio la oportunidad de añadir ciertas cosas para, por lo menos, darle el respeto que se merece. Yo sé que el nieto de Ricardo quedó muy contento, emocionado, con lo que hicimos. Eso me llenó mucho el corazón”.
My Dinner With Hervé se sigue transmitiendo en México por el canal Max. La próxima emisión será el miércoles a las 19:10 horas.

Compartir.

Deje una respuesta