‘Los jóvenes nos dan una lección’; exigen acciones contra el cambio climático

0

La juventud de todo el mundo se está involucrando de manera directa y contundente en la lucha por el planeta, están buscando espacios para que sus voces resuenen y exigen su derecho a un ambiente sano y digno, afirmó a Excélsior Pablo Ramírez, campañista de calidad del aire de Greenpeace México.

“Los problemas ambientales son deudas generacionales que se han configurado desde hace años y son las generaciones futuras a las que les están dejando esta crisis climática, que vemos ahora mismo”, declaró el activista.

La semana pasada, millones de jóvenes se manifestaron en más de mil 700 lugares de más de 150 países, como parte de la jornada llamada Friday for future (Viernes por el futuro).

Ésta fue la respuesta a la convocatoria de la activista sueca de 16 años de edad, Greta Thunberg.

“Es algo muy importante el hecho de que la juventud se involucre de manera directa y contundente. Es fundamental que se generen espacios para que las voces sean escuchadas y tengan impacto”, afirmó Ramírez.

La activista sueca Greta Thunberg sostiene un cartel durante una marcha climática a la que asistieron cientos de estudiantes para concientizar sobre el cambio climático. Foto: DPA

TRABAJAR EN EQUIPO

Para tener éxito en el combate al cambio climático, las acciones comunitarias son fundamentales.

El tema colectivo es muy importante. Es una exigencia. Este movimiento nos deja muchas lecciones, nos muestra que los jóvenes deben tener espacios políticos y que sus voces son importantes.

“La exigencia climática tiene que ser en colectivo. Es lo que tiene más peso”, insistió.

El ambientalista afirmó que exigir políticas congruentes debe ser fundamental.

“Las políticas se deben configurar desde ese sector: la clase política. Cuando tenemos una agenda que sea congruente con la crisis, contribuir a que la estrategia se cumpla”, afirmó.

No obstante, las acciones individuales también contribuyen, por lo que recomendó no quemar combustibles, reducir el uso del automóvil y racionar el consumo cotidiano.

En octubre pasado, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC) advirtió que es urgente limitar el aumento de la temperatura global a un máximo de 1.5 grados centígrados.

Según el organismo, actualmente los termómetros avanzan hacia un aumento de tres grados, a pesar de que el Acuerdo de París establece un límite de dos.

“Mantener el promedio del aumento de la temperatura global lo más bajo posible es clave para limitar futuros impactos del cambio climático potencialmente graves en todo el mundo”, alertó el IPCC.

Para esto, la fecha límite es el año 2030. De hacerlo, será más lento el aumento del nivel del mar, se reducirán las posibilidades de perder el hielo del Ártico y no desaparecerán los arrecifes de coral.

LLAMADO A MÉXICO

En este escenario, nuestro país también tiene obligaciones.

“Es urgente que México se enfoque en la transición hacia energías limpias, principalmente en el transporte”, dijo Ramírez.

Insistió en que para esto es necesario entender y transformar la forma de movernos en las ciudades.

Las energías verdes son accesibles y eficientes. Por lo que hay que implementarlas antes de que sea demasiado tarde, tal como los adolescentes del mundo lo están exigiendo.

“Tenemos tiempo, pero se agota. Podemos contribuir a esta lucha climática”, subrayó.

 

Compartir.

Deje una respuesta