“Engalanan” EPN y Tania portad de Hola

0

El enlace de unos amigos ha sido el acontecimiento social elegido para dejarse ver en público por primera vez desde que se les empezó a relacionar, en febrero pasado

Fue el pasado mes de febrero cuando unas imágenes de Enrique Peña Nieto y Tania Ruiz Eichelmann tomadas en Madrid y difundidas en México dieron pie a una oleada de rumores acerca de la naturaleza de la relación entre ambos.

La vida de esta modelo de 31 años natural de San Luis Potosí experimentó entonces un giro de 180 grados y su nombre comenzó a aparecer ligado al del expresidente del país azteca.

A partir de ese momento, México vivió una auténtica convulsión que se vio acrecentada tras el comunicado emitido por la que fuera primera dama del país, Angélica Rivera, en el que reconocía que el divorcio del matrimonio era un hecho.

La separación, de hecho, había tenido lugar en pasado mes de diciembre, pero fue la aparición de las fotografías la que conmocionó a los mexicanos e hizo que trascendiera la ruptura.

Esta semana, Enrique Peña Nieto y Tania Ruiz aparecían en público por primera vez. Era, sin duda, una de las imágenes más esperadas y llegaba de la mano de la edición mexicana de la revista ¡HOLA!

El acontecimiento que propició este hecho fue, ni más ni menos, que una boda.

Concretamente la de unos amigos cercanos al expresidente azteca, la de Mar Collado y Gonzalo Zabala, que se celebró hace unos días en la residencia acapulqueña del padre de la novia, el reconocido abogado Juan Collado.

El exmandatario mexicano ejerció de testigo de Mar Collado. De ahí que su presencia en el enlace fuera una cita obligada.

Para la ocasión, Tania Ruiz optó por un espectacular vestido rojo palabra de honor con lazo en el escote, ajustado a la cintura y falda de vuelo. Combinó su estilismo con un clutch de pedrería en tonos verdes y dorados y su impresionante y larga melena suelta.

Las instantáneas publicadas por la revista ¡HOLA! muestran a un expresidente totalmente relajado durante la ceremonia, sin chaqueta ni corbata.

Compartir.

Deje una respuesta